AFTEROFFICE
culturas

Sonda Messenger de la NASA finaliza misión al chocar contra Mercurio

La nave espacial Messenger que orbitaba alrededor de Mercurio, puso fin el jueves a cuatro años de exploración de Mercurio al estrellarse contra la superficie del planeta, informaron hoy científicos de la NASA.
Agencias
30 abril 2015 13:51 Última actualización 30 abril 2015 19:38
Messenger dejó un cráter de 16 metros en la irregular superficie de Mercurio. (AP)

Messenger dejó un cráter de 16 metros en la irregular superficie de Mercurio. (AP)

CABO CAÑAVERAL, Florida (EU).- Messenger, una nave espacial pionera de la NASA, puso fin el jueves a cuatro años de exploración de Mercurio al estrellarse contra la superficie del planeta, dijeron científicos.

Los controladores de vuelo del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland, habían estimado anteriormente que Messenger, que viajaba a más de 14 mil kilómetros por hora, impactaría el suelo de Mercurio a las 1926 GMT.

Es probable que Messenger, que no contaba con más combustible para maniobrar, dejara un cráter de 16 metros en la irregular superficie de Mercurio. Durante sus últimas semanas en órbita, la nave transmitió nuevos detalles sobre el planeta, que cuenta con manchas de hielo dentro de algunos de sus cráteres a pesar de su cercanía al Sol.

"Nos hemos estado concentrando en conseguir la mayor cantidad de datos sobre el terreno", dijo en un correo electrónico el investigador Sean Solomon, de la Universidad de Columbia en Nueva York. "Tendremos años para pensar en el significado de las mediciones", agregó.

Messenger hizo los primeros estudios cercanos de Mercurio desde que la nave espacial Mariner 10 de la NASA sobrevoló el planeta tres veces a mediados de la década de 1970. La sonda llegó a Mercurio en 2011 después de un tortuoso viaje de seis años.

Durante sus 4 mil 104 órbitas alrededor de Mercurio, Messenger hizo sorprendentes detecciones de potasio, azufre y otros compuestos volátiles en la superficie del planeta, que supuestamente deberían haberse evaporado debido a la alta temperatura del lugar.

La temperatura media de la superficie de Mercurio es de 332 grados 167 Celsius, con temperaturas máximas de 427 grados. Messenger también confirmó la existencia de hielos y otros materiales orgánicos en las bases de los cráteres donde la luz del sol nunca brilla. Durante sus últimos días, la sonda intentó mirar directamente hacia abajo en algunos cráteres, dijo Solomon.

"Es alucinante lo mucho que hemos logrado", dijo en un comunicado Deborah Domingue, científica del Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson, Arizona. "Hay una sensación de satisfacción", añadió.