AFTEROFFICE
CULTURAS

Solo los monjes se retiran, dice sonriente Felipe Cazals

El director de clásicos como 'Canoa' y 'Las Poquianchis' ya había anunciado, en febrero pasado, sus intenciones de retirase, pero ahora dice tener un nuevo proyecto del cual, asegura, aún no puede revelar más detalles. 
Rosario Reyes
25 octubre 2017 1:7 Última actualización 25 octubre 2017 1:34
Felipe Cazals aseguró que ha tenido la suerte de encontrar historias con temáticas que el cine no abordaba en su momento. (Rosario Reyes)

Felipe Cazals aseguró que ha tenido la suerte de encontrar historias con temáticas que el cine no abordaba en su momento. (Rosario Reyes)

El director de clásicos como Canoa y Las Poquianchis, lejos de pensar en dejar de filmar, tiene un nuevo proyecto del cual, asegura, aún no puede revelar “más que ya estamos trabajando en eso”.

Apenas en febrero pasado anunció sus intenciones de retirase, algo que parece muy lejano para el director que celebró junto al productor Hugo Scherer el 32 aniversario de su película Los motivos de Luz en el marco del XV Festival Internacional de Cine de Morelia con una proyección en sala llena que terminó con aplausos.

“Es la misma versión, pero completamente modernizada, restaurado el negativo, el audio, la imagen. Fue una labor de siete meses para hacerla digital. Conservamos varias copias en cine, que serán reliquias”, explicó el productor sobre la cinta, previo a la función de gala la noche de este martes.

Protagonizada por Patricia Reyes Spíndola, Alonso Echánove, Ana Ofelia Murguía, Delia Casanova y Marta Aura, Los motivos de Luz fue un remanso a mediados de la peor década del cine mexicano: 1980.

Así lo contó el crítico Leonardo García Tsao, al presentar la cinta basada en un hecho real, sobre una mujer que es llevada a prisión acusada de haber matado a sus cuatro hijos.

En una breve conversación, Felipe Cazals aseguró que a lo largo de su trayectoria ha tenido la suerte de encontrar historias con temáticas que el cine no abordaba en su momento.

“Que estas historias provoquen una reflexión o lleven ciertos temas a discusión ya es responsabilidad de los cineastas y sus productores, pero sobre todo del público, si exige mayor calidad, los cineastas tienen que responder”, apunta.

Visionario, el director ha llevado al cine hechos que luego se manifestaron en la sociedad, como la violencia de género. “Lo social me importa. No lo noticioso”, dice el octogenario director que también ha filmado películas históricas como Las vueltas del Citrillo o Ciudadano Buelna.

Los flashes y las muestras de cariño a su paso por la alfombra roja en Morelia parecen refrendar de alguna forma la vocación inagotable de Felipe Cazals para contar historias. El retiro, sí, parece lejano.

Canoa, de 1976, también fue digitalizada y se presentó en una gala en el pasado Festival de Cannes. En los próximos meses, informó Cazals, ambas cintas se presentarán en diversos festivales “sobre todo en lugares donde nunca se han exhibido”.

Sign up for free