AFTEROFFICE
CULTURAS

Sole Giménez lleva al jazz sus éxitos con Presuntos Implicados

"Cómo hemos cambiado" es el nuevo disco de la cantante española Sole Giménez, quien decidió entrarle al jazz de una forma más visceral y libre que antes. En entrevista con EL FINANCIERO, la artista revela el porqué de este progreso musical. 
Myrna Martínez
14 octubre 2014 21:31 Última actualización 15 octubre 2014 5:0
Sole Giménez, la artista que decidió entrarle al jazz. (FOTO: Braulio Tenorio)

Sole Giménez se presentará el 31 de enero en el Plaza Condesa. (Foto: Braulio Tenorio)

Ahora vive y entiende la música más profundamente que hace 30 años, cuando empezó su carrera con Presuntos Implicados. Por eso, Sole Giménez ha decidido revisitar 11 de las canciones más emblemáticas de esa etapa en su disco Cómo hemos cambiado, pero de una forma menos pensada, más visceral y libre, con un toque de jazz y bossa nova.

Para seleccionar las canciones -a las que se añaden dos temas nuevos, tuvo una ayudadita de sus fans a través de Facebook, pero la última palabra la tomó ella, libertad que le ha dado lanzar su primer disco independiente, con dinero de su bolsillo.

“Me apetecía que este recorrido empezara con la más antigua escrita por mí, En la oscuridad, de 1986, y terminara con canciones de ahora. Es una revisión, como para tomar impulso, para dar un salto, y hacia dónde va, no importa; este es el momento que importa. Ha sido muy bonito”, afirma.

Este álbum ha representado un esfuerzo titánico, pero ha contado con la abrazadora compañía de emblemas musicales como los pianistas Iván Melón Lewis y Pepe Rivero, el flautista Jorge Pardo y el contrabajista El Negrón.

Sole empezó su carrera con Presuntos Implicados cuando la escena española pasaba por un gran momento con la movida madrileña, pero ahora, opina, la crisis ha hecho que la industria de su país haya cambiado, aunque no para bien.

___¿Cómo ha cambiado usted en 30 años?

___Un montón. En el enfoque de la vida, en la pasión por la música, en como la entiendo ahora, la tengo más clara, está más dentro de mí.

___¿El jazz ha contribuido?

___Sí. Es como estar nadando a favor de la corriente, sentir que estas aguas son las mías, me siento fluir.

¡Caramba!, cuando me subo al escenario con estos grandes músicos estoy en mi elemento, y eso no me pasaba antes.

___¿Este género la ha hecho más libre?

___No, me siento más libre desde que no pertenezco a un grupo y que hago lo que quiero. Eso es normal cuando uno toma las riendas de su vida y ya no tiene que preguntarle a nadie si sube o si baja, si entra o sale.

___¿Cómo fue revisitar su música con Presuntos Implicados
30 años después?


___Queríamos que esas canciones sonaran como ahora yo las vivo y como las sentimos todos, ni siquiera hemos escuchado las antiguas. Teníamos el concepto claro y las hacemos de otra manera: bossa nova, rumba, bolero, swing, soul. Me imagino que han cambiado muchísimo.

___¿Por qué no las ha oído?

___No me gusta mucho, no me gusto yo, no me convence cómo están cantadas esas canciones. En vez de oír la música, me paro en los detalles y voy buscándole la pega. La autocrítica es tremenda, a veces no te deja disfrutar de las cosas, entonces lo oigo y digo: “¡ay, qué mal cantaba!”.

___¿Y cómo fue el proceso?

___Cada uno tenía su interpretación en la cabeza, hicimos una pequeña maqueta y luego en el estudio de grabación la tocamos en vivo, que es algo raro, pero la música que estamos haciendo tiene que estar viva, con improvisaciones, solos. Fue un proceso sentidísimo, sin mucha reflexión, queríamos darle vida a la música.

___¿Cómo es la escena femenina de jazz en España?

___Es dramática: sí existe, yo no la conozco. No sé qué pasa que a las mujeres nos cuesta mucho pasar a la primera línea en cuanto a músicos; cantantes hay más.

___Este disco lo lanzó independiente, ¿qué momento está pasando la industria en España?

___Está muy resquebrajada por todo, por la propia crisis, que es mucho más profunda que aquí. Está patas pa’ arriba. He decidido hacer este disco por mí misma porque no estaba conforme con el apoyo que se le estaba dando a mis discos anteriores, sobre todo en Latinoamérica. Me costaba mucho venir porque la disquera no estaba de acuerdo y me parecía que los seguidores merecían que se hiciera un esfuerzo. Soy indie ahora.

___Muchos artistas ahora prefieren la independencia...

___Por las estructuras anquilosadas que tiene la industria en estos momentos en los que hay una crisis generalizada de la música. El trato a los artistas y a los autores es injusto. Antes había más equilibrio, ellos ponían una serie de cosas que a ti te interesaban y tú ponías la música, ahora cada vez hay más gente que opta por ser indie, como Hombres G, Vetusta Morla, Amaral…

___¿Cómo ha afectado esta crisis a la gente?

___Apenas compra discos, que son casi algo testimonial, pero vale la pena seguir gastándose el dinero en hacerlos porque aún hay una generación a la que nos gustan.