AFTEROFFICE
buena vida

Sofá: una combinación infinita para la casa

La marca francesa Roche Bobois invitó por primera vez a artistas plásticos mexicanos a intervenir su icónico sofá, que en años recientes ha contado con la colaboración de firmas como Kenzo, Missoni y Jean Paul Gaultier. Los modelos intervenidos se exhibirán en el Museo Franz Mayer hasta el 5 de abril.
Rosario Reyes
23 marzo 2015 22:41 Última actualización 24 marzo 2015 5:0
El modelo Mah Jong fue creado en 1971 por Hans Hopfer. Tiene 19 centímetros de altura, con lo cual, permite sentarse casi a ras del suelo. (Cortesía)

El modelo Mah Jong fue creado en 1971 por Hans Hopfer. Tiene 19 centímetros de altura, con lo cual, permite sentarse casi a ras del suelo. (Cortesía)

Para celebrar su icónico sofá, la marca francesa Roche Bobois invitó por primera vez a artistas plásticos a intervenir el mueble, que en años recientes ha contado con la colaboración de firmas como Kenzo, Missoni y Jean Paul Gaultier.

El modelo Mah Jong fue creado en 1971 por Hans Hopfer. Tiene 19 centímetros de altura, con lo cual, permite sentarse casi a ras del suelo. Compuesto de tres piezas: una base, un respaldo recto y un respaldo esquinero, sus posibilidades son múltiples y funcionales. Los primeros eran en color crudo y posteriormente tono chocolate. Ahora, con la intervención de casas de moda para revestirlo, sus combinaciones son infinitas.

Con la apertura de la muestra Sofá Mah Jong: arte y diseño para vivir, en el Museo Franz Mayer, el pasado 12 de marzo se realizó una subasta cuya puja inició con 20 mil pesos por pieza. Los muebles intervenidos por 17 artistas mexicanos, entre ellos Enrique Rosas, Francisco Castro Leñero, Gabriel Macotela, Gilberto Aceves, Santiago Carbonell y Virginia Chávez, fueron vendidos a beneficio de las fundaciones Sólo por Ayudar y Meyalli. Se recaudaron alrededor de 900 mil pesos y antes de ser entregados a sus nuevos dueños, las piezas estarán en exhibición hasta el 5 de abril.

En entrevista, Gregory Díaz Monreal, director comercial de Roche Bobois para América Latina y España, habla sobre esta experiencia con artistas. “Es la primera iniciativa a nivel mundial que hacemos de esta manera. Siempre apoyamos la creación y el diseño, pero no habíamos pensado convertir un objeto de uso cotidiano en una obra de arte hasta ahora”, relata el ejecutivo, quien se confiesa gratamente sorprendido por el resultado de las propuestas de los artistas mexicanos. La curaduría de la muestra se realizó en conjunto por el director editorial de Architectural Digest, David Solís, y la directora de marca de Roche Bobois México, Sidi Puente.

“El ADN de la marca es la creatividad, creando los propios diseños, como las colaboraciones con diseñadores de moda que intervienen revistiendo nuestros muebles”, asegura Gregory Díaz Monreal. “En este momento ya no colaboramos con Kenzo, sólo con Missoni, Gaultier y Christian Lacroix”.

Esta idea revolucionó el ya muy popular sofá. “En 2006 decidimos aplicarle una tela de Kenzo y, como son módulos, se logró un paseo de colores que fue un éxito mundial. Para sus 40 años decidimos vestirlo con un traje de Jean Paul Gaultier y el éxito siguió, tanto, que los mismos diseñadores nos buscan para colaborar”, cuenta sobre el sofá que se comercializa en Francia, en alrededor de 3 mil euros. El precio de venta depende del número de piezas y de las telas utilizadas.

En cuanto a la participación de artistas, en el caso de su colaboración con México, el directivo asegura que es muy temprano para saber si se repetirá la experiencia en otros países, o en la sede francesa. “En este momento no puedo ni siquiera medir el impacto que va a tener”, finaliza.

1
ENRIQUE ROSAS


Sofá
1
AMADOR MONTES


Sofá
1
NATHALIA OROZCO

Sofá