AFTEROFFICE
buena vidA

Skellig Michael, un viaje al mundo de 'Star Wars'

Si son fans de la saga, esta es una oportunidad para conocer Skellig Michael, la isla en donde se filmaron las escenas finales de "Star Wars: El despertar de la Fuerza". El lugar, situado en el condado de Kerry, en Irlanda, ha aprovechado muy bien el filme.
Bloomberg
06 enero 2016 19:25 Última actualización 07 enero 2016 5:0
En ese lugar se encuentran las ruinas de un monasterio construido por monjes entre los siglos VI y VIII. (Cortesía)

En ese lugar se encuentran las ruinas de un monasterio construido por monjes entre los siglos VI y VIII. (Cortesía)

Cuando se estrenó Star Wars: El despertar de la Fuerza en Dublín, el público estalló en aplausos al ver Skellig Michael, un tesoro nacional y en donde se rodaron nada menos que las escenas finales del episodio 7. Ahora, el país quiere que el mundo descubra la isla, que quedan a una distancia corta en barco de una aldea de pescadores en el condado de Kerry, en Irlanda.

Tourism Ireland le encargó a la productora de la película, Lucasfilm, que haga un corto promocional, en el cual el director J.J. Abrams discute por qué se eligió. “No puedo creer que nos hayan dejado filmar ahí”, dijo Abrams sobre el lugar, donde están las ruinas de un monasterio construido por monjes entre los siglos VI y VIII. 

Los nativos ya recibieron un aluvión de consultas de fans que buscan quedarse en Portmagee, la aldea donde se alojó el personal de la película durante la filmación. Gerard Kennedy, que administra la pensión Moorings y el Bridge Bar ahí, ofrece un paquete de dos noches a 149 euros (160 dólares) para los fans que buscan la experiencia Star Wars, que incluye una camiseta y la “la verdad” sobre la filmación.

1
LA 'CRAIC'

Kennedy dijo que espera un “aumento importante” de los negocios gracias a la película y los fans ya llegaron a la zona. Pueden comprar una camiseta con la frase “Que la Craic te acompañe” estampada antes de viajar a ver Skellig Michael. Craic, para los que no están familiarizados, es un término local que significa “diversión”.

El éxito de Star Wars también podría traer problemas para el lugar, en tanto los botes sólo pueden ir a Skellig Michael entre mayo y octubre. Ya había filas para hacer el viaje incluso antes que estallara el interés relacionado a la saga, dijo Kennedy. El turismo se está disparando en Irlanda, en parte debido a la depresión del euro frente al dólar, y responde por cerca del 7 por ciento del empleo del país. Los viajes de Norteamérica a Irlanda aumentaron un 15 por ciento en los primeros 11 meses de 2015 en relación al mismo período del año anterior.

El rodaje en Skellig comenzó en agosto de 2014 y no estuvo exento de polémicas: ecologistas objetaron que el lugar podría correr peligro durante la filmación. Por motivos de seguridad y conservación, el número de visitantes permitidos en la isla se limita a unos 15 mil por año. Otros pueden optar por viajes en barco alrededor del lugar. Hay que subir 660 escalones para llegar a las ruinas del monasterio, un viaje que no está libre de riesgos.

No hubo ninguna tragedia de ese tipo durante el rodaje y el elenco se reunió para celebrar en el bar de Kennedy cuando terminó. Éste no reconoció a Mark Hamill cuando el actor se paró detrás de su barra para tomar una pinta de Guinness. “Mi hijo dijo: ‘¡Es Luke Skywalker!’”, dijo Kennedy, de 55 años, que administra el local con su esposa hace unos 25 años.

Para mayor información: www.moorings.ie 

pensión Moorings