AFTEROFFICE
deportes

Mercedes, sin rival en la F1

Mercedes obtuvo su cuarto título en el Campeonato de Constructores desde que reapareció como escudería en 2010 con el triunfo de Lewis Hamilton en Austin este domingo.
Redacción
22 octubre 2017 23:46 Última actualización 23 octubre 2017 5:0
Fórmula 1

Fórmula 1

El triunfo de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Estados Unidos permitió a la Mercedes llegar a 575 puntos -147 más que Ferrari- para asegurar su cuarto título en el Campeonato de Constructores desde que reapareció como escudería en la Fórmula Uno (2010). La alemana llegó a cinco diplomas en su historia, que la colocan en quinto lugar –empatado con Red Bull- de la historia del serial; por debajo de Ferrari (16), Williams (9), McLaren (8) y Lotus (7).

La victoria se produce cuando quedan tres carreras para que finalice la temporada; una más tarde en comparación de la que obtuvo el año pasado. Mercedes y Red Bull han hecho que la Ferrari sume ya nueve temporadas sin el título de constructoras “Buen trabajo muchachos, todos ustedes se merecen el reconocimiento de este campeonato. Sin ustedes, el equipo no sería lo que es”, le dijo Hamilton por la radio a sus mecánicos.

Con esta victoria, el británico se acerca al título del Mundial de Pilotos. Llegó a 331 puntos, 66 más que Sebastian Vettel (Ferrari), quien terminó en segundo lugar. El alemán necesita la victoria en el Gran Premio de México –que se disputa el próximo fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez- y que Lewis termine por debajo del quinto sitio para alargar, por lo menos, una fecha más la lucha por el título. De lo contrario, Hamilton se coronará por cuarta ocasión en su carrera.

“Al principio tuvimos buena velocidad y pudimos mantenernos al frente de la competencia cinco vueltas. Pero rápidamente nos dimos cuenta de que no podíamos mantener el ritmo de Lewis. En general no es el resultado que queríamos. Lucharemos hasta al final con el panorama adverso que tenemos actualmente”, opinó el alemán.

Un potencial campeonato de Hamilton le permitiría empatar a Vettel como el máximo triunfador en Mundiales de los pilotos activos. El británico ha conseguido sus coronas con dos escuderías (McLaren y Mercedes), mientras que Vettel solo con Red Bull.

El tercer lugar en Austin fue para Kimmi Raikkonen (Ferrari), quien se vio beneficiado de una penalización de cinco segundos que el serial impuso a Max Verstappen (Red Bull) -quien se salió de la pista para tratarle de ganar la posición al mismo Vettel- para registrar su quinto podio en lo que va de la temporada.

Esteban Ocon (Force India), por su parte, terminó en sexto lugar y ha sumado puntos en 16 de 17 Grandes Premios en lo que va de la temporada. El novato solo es superado por Hamilton, quien ha ganado unidades en todas las fechas de este año.

El buen resultado del francés también le permitió dar un golpe en la mesa en la rivalidad que tiene contra Sergio Pérez, su coequipero. Le impidió que lo rebasara en las últimas diez vueltas de la carrera y concluyó, por segundo Grand Prix consecutivo, en un mejor puesto que él. En esta ocasión el jalisciense terminó en octavo que le permitió mantenerse en séptimo puesto del Mundial de Pilotos y a 13 unidades por arriba del mismo Ocon.

Fernando Alonso, por su parte, sufrió su undécimo abandono en la temporada por una nueva avería en el motor. El español calculó que si no sufría el desperfecto, hubiera terminado en séptimo lugar y hubiera ganado puntos por primera vez desde el Gran Premio de Hungría, que se celebró en julio pasado.

El motor, fabricado por la marca Honda, solo le ha permitido ganar diez puntos en lo que va de la campaña, terminado cuatro carreras y colocarse decimosexto en el Mundial. Stoffel Vandoorne, su coequipero, tampoco ha tenido un buen desempeño con éste. Ha terminado doce Grandes Premios, pero solo registra 13 unidades.

México
puede ser el lugar en el que se defina una batalla épica por el mundial de pilotos de la reina del automovilismo.

Sign up for free