AFTEROFFICE
buena vida

Sin miedo... para cazar fantasmas

Conoce Ghostbusters, la aventura láser, en donde los asistentes ingresan a una casa embrujada, son recibidos en un pequeño cuarto de equipamiento y con los chalecos puestos y las armas listas se internan en la oscuridad.
Rosario Reyes
27 julio 2015 22:22 Última actualización 28 julio 2015 5:0
Un elenco de 6 a 8 actores interpreta a los Cazafantasmas, que interactúan con los visitantes. (Cortesía)

Un elenco de 6 a 8 actores interpreta a los Cazafantasmas, que interactúan con los visitantes. (Cortesía)

El teléfono no deja de sonar y cuando uno de los Cazafantasmas atiende, comienza la diversión. Tras pasar por el cuartel de los intrépidos buscadores, los asistentes ingresan a una casa embrujada, donde son recibidos en un pequeño cuarto de equipamiento y con los chalecos puestos y las armas listas se internan en la oscuridad.

A un año del estreno de una nueva versión del clásico cinematográfico de 1984 –que ahora será protagonizado por mujeres y llegará a las pantallas en julio de 2016, abre en México Ghostbusters, la aventura láser, la nueva atracción interactiva de Six Flags México y la primera en su género en todo el mundo.

Creada por Lynton Harris & The Sudden Impact Entertainment Company, bajo licencia de Sony Pictures Consumer y la marca Ghostbusters, esta atracción combina aventura y misterio. No es aterradora, aunque uno que otro puede asustarse con las repentinas apariciones de espectros o los movimientos sorpresivos de los Cazafantasmas; es más bien un divertido duelo de luces y puntería.

El recorrido dura alrededor de 20 minutos y se entra en grupos de 20 personas; es apto para toda la familia, pero los niños (a partir de seis años) deben ir acompañados por un adulto. La acción transcurre en un ambiente con muy poca luz y, además de enfrentarse a los fantasmas, los participantes deben esquivar el ataque del equipo contrario. Ojo, hay que acertar a los objetivos, pues al final, cada arma arrojará el conteo de aciertos.

Cada chaleco protector incluye un arma láser y todo el equipo se ilumina con efectos especiales accionados por los guías. Un elenco de 6 a 8 actores interpreta a los Cazafantasmas, que interactúan con los visitantes, los ayudan a colocarse los equipos, les muestran su funcionamiento y van dando indicaciones durante el recorrido, que finaliza en un pequeño cuarto descontaminante, donde aguarda una sorpresa final con un entrañable personaje.

Así, entre Cazafantasmas, espectrales apariciones, puertas fantasmales, objetos escondidos y personajes sorpresa que aparecen y desaparecen con la ayuda de la tecnología LED, transcurre este viaje interactivo.