AFTEROFFICE
desde la butaca

Siete películas para recordar a Robin Williams

Este viernes se cumplieron tres años de la muerte del multifacético actor; por ello te dejamos una selección de siete de sus trabajos más recordados y entrañables.
Eldaa García
12 agosto 2017 10:23 Última actualización 13 agosto 2017 13:20
Etiquetas
robin williams

(Tomada de Twitter)


Cuando Robin Williams murió, el entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama lo definió así: "Fue un locutor, un doctor, un genio, una niñera, un presidente, un profesor, un bangarang Peter Pan y todo enmedio. Pero él era único en su tipo". Por ello, te presentamos siete de sus trabajos más queridos y recordados.

Buenos días, Vietnam (1987)
“¡Buenoooooos días, Vietnam! ¡Esto no es una prueba, esto es Rock and Roll!” es la clásica frase de esta película dirigida por Barry Levinson con música de los Beach Boys, Martha and the Vandellas y James Brown.

Robin Williams encarna a Adrian Cronauer, un locutor de radio que trabaja en la emisora de radio del ejército estadounidense en Saigón en pleno apogeo de la Guerra de Vietnam. Aquí entrega uno de sus trabajos más enérgicos, veloces e intensos como el pincha discos con lengua afilada.


La sociedad de los poetas muertos (1989)


“Oh, capitán, mi capitán” Es el verso recitado por el profesor de poesía John Keating, una de sus mejores interpretaciones en la cinta dirigida por Peter Weir.

Los pupilos a su cargo, interpretados por Ethan Hawke y Robert Sean Leonard, reciben una de las mejores lecciones de vida de Keating: Aprovechar el día. Que no pierdan lo que no podrán volver a recuperar. "Carpe diem".


El pescador de ilusiones (1991)


En mancuerna con Jeff Bridges,  Williams interpretó en este filme de Terry Gilliam a Parry, un profesor de literatura medieval que vive arrinconado por la locura tras sufrir una tragedia personal.

Junto con Jack Lucas (Bridges), ambos buscarán un Santo Grial en Manhattan con el cual encontrarán la redención y la esperanza. "I like New York in June… how about you?"


Aladdin (1992)


La voz detrás del genio, Williams colaboró con Disney al dar vida al genio azul que estaba al servicio de Aladdin en el clásico animado. Muchos aún recuerdan cuáles eran los tres deseos que no podía cumplir y cuán feliz fue al final. La crítica aseguró en su tiempo que la mayor parte del éxito de la cinta fue completamente mérito del actor.


Papá por siempre (1993)

El mejor papá de Hollywood que nunca podrá ser superado. Las medias, peluca y lentes de Mrs. Doubtfire, el exesposo que hará lo que sea para estar cerca de sus tres hijos, lo que incluye, obviamente, disfrazarse de una divertida niñera con un melodioso acento inglés. Nadie como él para decir "Oh, my dear!"


Jumanji (1995)


A muchos fans de la cinta no les gustó la noticia del remake de esta cinta. Muchos nos quedaremos con Robin Williams y su Alan Parrish, el adolescente que en 1969 fue atrapado un extraño juego de mesa y que lo obligó más de veinte años en la jungla a merced de sus animales y El Cazador (Jonathan Hyde). Esta tal vez de sus mejores entregas, pero sí de las más entrañables para los adolescentes noventeros.


Mente indomable (1997)
La cinta dirigida por Gus Van Sant que le dio a Williams su único Oscar como Mejor Actor de Reparto al interpretar a Sean Maguire, un psiquiatra que ayuda a Will Hunting (Matt Damon) a enfrentar sus demonios y a quien le da una de las mejores lecciones sobre las parejas:

"No eres perfecto, amigo. Y déjame ahorrarte el suspenso: la chica que conociste tampoco es perfecta. Lo único que importa es si son perfectos como pareja."


Como extra, dejamos este video extraído del programa Inside the Actor's Studio de 2001,en el que ante un auditorio repleto de estudiantes de actuación, dirección y guionismo, da la mejor clase de lo que significa la improvisación: