AFTEROFFICE
buena vida

Si quieres vivir al lado
de Trump y Obama,
esto debes desembolsar

En Kalorama, Washington se esconden las residencias más exclusivas, las cuales están rodeadas por las viviendas de familias como los Obama y los Trump, si deseas habitar alguna debes apresurarte porque en cuanto Trump sea presidente elevará el valor de las propiedades de este suburbio.
Bloomberg
13 enero 2017 18:21 Última actualización 14 enero 2017 5:5
casa

casa

Una linda casa de los años 30 en el barrio de Kalorama de Washington, arbolado suburbio situado a 10 minutos al norte del edificio del Capitolio, posee cuatro chimeneas, un comedor formal, una biblioteca revestida en madera de arce atigrado y una posible vista al que pronto será el patio trasero de Ivanka Trump. La vivienda en el número 6 de Kalorama Circle “se ubica en el punto más alto” del barrio, dijo Michael Rankin, el agente inmobiliario que tiene a su cargo la propiedad. Gracias a la terraza de la casa, la vista “es muy imponente”, agregó.

Los compradores con posibles tendencias voyeristas tendrán tarea. Los otros vecinos de alto perfil de la casa son los Obama, que, según se dice, planean mudarse a una vivienda más pequeña, pasando de la Casa Blanca a una propiedad alquilada de 760 metros cuadrados (8 mil 200 pies cuadrados) a media cuadra de distancia.

El interesado en vivir entre las dos primeras familias tendrá que desembolsar 5.75 millones de dólares. Esta casa tiene seis dormitorios, cinco baños completos y dos baños parciales repartidos en tres pisos (sin contar el sótano).

1
 

 

casa

Hay un invernadero de vidrio, molduras ornamentadas en toda la casa y, en el dormitorio principal, baños para ella y para él. La propiedad es relativamente pequeña: un lote de 687 metros cuadrados (0.17 acres). Sin embargo, dijo Rankin, el terreno es notable por su gran extensión de césped.

“Una gran parte de Kalorana no tiene grandes jardines planos”, dijo. “Se pasa fácilmente de la casa principal al espacio de jardín”. También se incluye un garaje para cuatro autos.

La propiedad está a menos de una cuadra de la casa de los Obama –a unos tres minutos a pie, según los mapas de Google- y a poco más de cuatro minutos de caminata de la residencia Trump/Kushner.

El “puntaje del barrio por la facilidad para transitarlo es muy alto”, dijo Rankin. “Se puede caminar a las tiendas, las galerías y los restaurantes de la Avenida Connecticut, y Georgetown, que es un gran núcleo comercial, también está a unos 10 a 15 minutos a pie”.

1
 

 

CASA

Varios residentes ya están pensando que la presencia de Trump/Kushner/Obama (y el personal de seguridad de las familias) elevará el valor de las propiedades del barrio, aunque los neoyorquinos podrían señalar de manera educada que garantizar la seguridad de la familia Trump no sale barato.

El barrio, que es uno de las enclaves más ricos de Washington, ya alberga numerosas residencias de embajadores, entre ellas las de Francia, Mónaco, los Países Bajos y Grecia. La Embajada de Turquía está a la vuelta de la casa Trump/Kushner, al igual que el centro Islámico de Washington, cuyo edificio para Rankin es “hermoso”.

Aún cuando las propiedades que ofrece Rankin están en el mercado desde hace varios meses, él confía en que, dada la cantidad de gente que llegará para trabajar en el gobierno de Trump, no quedarán largo tiempo sin vender.

“Cuando recibamos la próxima oleada de personas que ingresarán al gobierno, pueden estar seguros de que veremos a más de ellos en Kalorama”, dijo Rankin. Trump, Kushner y los Obama, agregó, son sólo la vanguardia.