AFTEROFFICE
deportes

Shelly-Ann Fraser-Pryce confirma que es la reina en 100 metros

La velocista jamaiquina ganó por tercera vez el título mundial de los 100 metros, un hito sin precedentes, al imponerse con un tiempo de 10.76 segundos en la final del evento. A su vez, la colombiana Caterine Ibargüen alargó su reinado mundial en salto triple.
Agencias
24 agosto 2015 13:12 Última actualización 24 agosto 2015 13:39
Sin resistencia de sus oponentes se enfilo la caribeña zancada a zancada a la meta para un registro de 10.76. (Reuters)

Sin resistencia de sus oponentes se enfilo la caribeña zancada a zancada a la meta para un registro de 10.76. (Reuters)

BEIJING.- De forma magistral se impuso la jamaiquina Shelly-Ann Fraser-Pryce en los 100 metros planos del Campeonato Mundial de Atletismo Beijing 2015, para ser la primera mujer en la historia en conquistar el tricampeonato.

Sin resistencia de sus oponentes se enfilo la caribeña zancada a zancada a la meta para un registro de 10.76, tan alejado del récord mundial de 10.49 segundos, que está fijado el 16 de julio de 1988 por la estadunidense Florence Griffith-Joyner.

Su primer título mundial lo consiguió en Berlín 2009, con marca de 10.73 segundos, en Daegu 2011 fue relegada al cuarto puesto y en Moscú 2013 obtuvo el segundo trono con 10.71 segundos.

El reinado incluye los Juegos Olímpicos Beijing 2012 con victoria de 10.78 segundos y los de Londres 2012, con 10.75, y es la sucesora de Veronica Campbell-Brown y Marlene Ottey.

Asimismo, con un espectacular salto de 14.90 metros, la colombiana Caterine Ibargüen conquistó el bicampeonato de la prueba de salto de longitud. Su presea de oro es la segunda para Colombia en la historia de los mundiales de atletismo, la antioqueña dio plata a su país en los Juegos Olímpicos Londres 2012 y en los últimos tres años no ha perdido una prueba donde se presenta, al sumar 29 victorias.

Tras la primera ronda apareció en segundo lugar con registro de 14.47 metros, detrás de la búlgara Gabriela Petrova que marcó 14.52, pero en el segundo intento llegó a los 14.80 para pasar a la cima entre las 12 finalistas.

El tercer episodio no fue tan alentador con 14.57 metros, en el cuarto propósito la kazaja Olga Rypakova, la última campeona olímpica, le amenazó con 14.59, pero ella respondió con su mejor vuelo, un 14.90 para asegurar la retención del trono a pesar del intento de las demás por destronarla.