AFTEROFFICE
culturas

Shakespeare 'transcreado', una visión moderna sobre el amor 

Seis poetas de México y el Reino Unido se apropian de los versos del autor inglés para entregar una visión contemporánea del amor. La consigna fue entender y traer a este tiempo a Shakespeare, el gran universal, a través de cinco sonetos de amor.
Los autores trabajaron con otros artistas para hacer versiones en audio, video arte y visuales, de la obra del inglés. (Óscar Castro)

Los autores trabajaron con otros artistas para hacer versiones en audio, video arte y visuales, de la obra del inglés. (Óscar Castro)

La consigna fue entender y traer a este tiempo a Shakespeare, el gran universal, a través de cinco sonetos de amor. La estrategia, transcrearlos, cuenta Rocío Cerón, una de las organizadoras del proyecto Transmedia Shakespeare, en la que participan seis poetas de México y el Reino Unido.

"Se trata de hacer una obra nueva, con nuestros propios recursos y la interpretación que cada uno tiene de los poemas”, explica la poeta, quien junto con el artista sonoro Abraham Chavelas impulsó esta iniciativa, en la que, además de hacer sus propias versiones –algunos en la misma forma poética del soneto-, los autores trabajaron con otros artistas para hacer versiones en audio, video arte y visuales, de la obra del inglés.

La propuesta, que conmemora el 400 aniversario luctuoso del escritor, consiste en la apertura de una página web permanente en la que se puede acceder a las obras del proyecto; la realización de acciones poéticas en vivo, así como la edición limitada de las piezas sonoras y multimediales en CD.

Presentado por Enclave y EBL-Cielo Abierto Ediciones en colaboración con el British Council,Transmedia Shakespeare reúne a los británicos Jack Little, Daljit Nagra y Karen McCarthy Woolf y los mexicanos Rocío Cerón, Rodrigo Castillo y Gaspar Orozco.

De acuerdo con Cerón, la obra de Shakespeare tiene una vigencia incuestionable, pues tanto sus obras de teatro, como su poesía, se centran en la condición humana. El acercamiento de los creadores a los sonetos shakespearianos fue desde la cotidianeidad.

Así su propia transcreación del Soneto 69, habla del mezcal y las mamacitas, mientras que el trabajo de Karen McCarthy Woolf, basado en el Soneto 66, se sitúa en el acto de tomar un café; y Daljit Nagra llevó los siguiente versos del bardo de Stratford-upon-Avon al territorio de su divorcio: Merecía con todo derecho/ tragarme la lengua a partir del abandono/ que implicó dejar al desnudo la voz,/ el cuerpo de mi esposa...

En el siglo XXI, concluye Cerón, permanece la idea de que el amor todo lo rebasa, todo lo arrastra. "Podemos creer que es mucha mafufada, como dice uno de los poemas, pero el amor es el gran tema que nos ocupa en el proyecto y también es la forma como nos relacionamos contemporáneamente con el lenguaje".

Sonnet 46
Mine eye and heart are at a mortal war
How to divide the conquest of thy sight;
Mine eye my heart thy picture’s sight would bar,
My heart mine eye the freedom of that right.

My heart doth plead that thou in him dost lie —
A closet never pierced with crystal eyes —
But the defendant doth that plea deny
And says in him thy fair appearance lies.

To ‘cide this title is impanneled
A quest of thoughts, all tenants to the heart,
And by their verdict is determined
The clear eye’s moiety and the dear heart’s part:

As thus; mine eye’s due is thy outward part,
And my heart’s right thy inward love of heart.

Soneto 46
Mi corazón está en guerra con mis ojos,
por cómo repartirse el botín de tu aspecto.
Mi ojo al corazón, quiere ocultar tu imagen,
mi corazón al ojo la libertad de verte.

Mi corazón alega que dentro de él resides,
-reducto nunca usado por ojos cristalinos-
pero el otro adversario, refuta el argumento,
diciendo que en él vive, tu atractiva presencia.

Para solucionar este pleito se llama,
a doce pensamientos, del corazón vasallos,
y por su veredicto se establece la parte,
que corresponde al ojo y al tierno corazón.

La deuda de mi ojo es tu parte exterior
y al corazón, el íntimo, don de tu corazón.