AFTEROFFICE
deportes

Serena Williams vence a Venus y pasa a cuartos en Wimbledon

Serena quedó a sólo tres victorias de lograr su cuarto Grand Slam consecutivo, tras vencer el lunes a su hermana mayor Venus por 6-4 y 6-3. Maria Sharapova, también pasó a cuartos tras una dura prueba frente a la combativa Zarina Diyas, de Kazajistán.
Reuters
06 julio 2015 12:1 Última actualización 06 julio 2015 12:4
La cancha principal del All England Club fue testigo del enfrentamiento número 26 entre las hermanas Williams. (Reuters)

La cancha principal del All England Club fue testigo del enfrentamiento número 26 entre las hermanas Williams. (Reuters)

LONDRES.- Serena Williams quedó a sólo tres victorias de lograr su cuarto Grand Slam consecutivo, tras vencer el lunes a su hermana mayor Venus por 6-4 y 6-3, para alcanzar los cuartos de final del torneo de Wimbledon.

Un choque entre dos mujeres que, entre ambas, han levantado 10 veces la Ensaladera Rosewater, debería ser en principio algo épico, pero acabó siendo otro partido extraño, como ha ocurrido en sus 25 enfrentamientos previos.

Serena empezó como una apisonadora en los primeros ocho puntos del encuentro, logró el primer set con tres saques directos y completó su victoria número 15 sobre Venus, de 35 años, rompiendo su servicio.

La tenista estadounidense, número 1 del mundo, se enfrentará el jueves en los cuartos de final a la vencedora del cotejo entre la bielorrusa Victoria Azarenka y el talento emergente suizo Belinda Bencic.

Otra de las favoritas, Maria Sharapova, también pasó a cuartos tras una dura prueba frente a la combativa Zarina Diyas, de Kazajistán, a quien doblegó por un doble 6-4, tras pasar un breve susto en el segundo set.

La rusa, que no llegaba a la cuarta ronda desde 2011 en el torneo que ganó por primera y única vez cuando era una adolescente 11 años atrás, se medirá ahora con la estadounidense Coco Vandeweghe.

Su victoria sobre Diyas estuvo lejos de ser convincente, pero dejó claro que la situación pinta bien para la cuarta preclasificada, que mantuvo su récord de no perder ni un set hasta la fecha.