AFTEROFFICE
deportes

Serena Williams va tras los récords de Chris Evert; hoy inicia el US Open

La atención está centrada en el desempeño de Serena Williams para intentar igualar dos récords de la legendaria Chris Evert. Las dos estrellas del tenis profesional femenil podrían compartir marcas similares en el número de victorias en torneos grandes y en la cantidad de títulos en el abierto estadounidense.
Nancy González
24 agosto 2014 22:25 Última actualización 25 agosto 2014 5:0
Serena se ha confesado presionada por el objetivo de obtener su victoria número 18 en Torneos Grandes. (Reuters)

Serena Williams se ha confesado presionada por el objetivo de obtener su victoria número 18 en Torneos Grandes. (Reuters)

Ha pasado un año desde la última victoria de Serena Williams en un Grand Slam, y es por ello que la atención está centrada en su desempeño a partir de hoy, cuando se presente en el US Open para intentar igualar dos récords de la legendaria Chris Evert.

Las dos estrellas del tenis profesional femenil podrían compartir marcas similares en el número de victorias en torneos grandes y en la cantidad de títulos en el abierto estadounidense.

Serena se ha confesado presionada en los Grand Slam de 2014 porque ha llegado a cada uno de ellos con el objetivo de obtener su victoria número 18 en este tipo de justas, pero la obsesión por conseguirlo ha provocado que cometa errores y no logre su objetivo.

Ahora está ante una nueva oportunidad para igualar la marca de Evert, máxima ganadora del US Open con seis títulos, una vez que ha decidido dejar de pensar sólo en los récords y volver a la cancha con la seguridad que la ha caracterizado en otros tiempos.

Si consigue su objetivo, también llegará a la marca de 18 trofeos en torneos grandes, con lo cual igualaría a la misma Evert y a Martina Navratilova para colocarse en el segundo lugar de todos los tiempos y empezar buscar la marca absoluta de Steffi Graf, con 22 títulos de Grand Slam.

Cuando Serena Williams cambió de entrenador en 2012 aceleró su paso hacia las marcas importantes y obtuvo cuatro de los seis títulos en torneos grandes que disputó en los siguientes 16 meses.

Sin embargo, después tuvo problemas y aceptó que aunque en un inicio la idea de su entrenador de enfocarse en los récords la impulsó para obtener victorias importantes, pues poco a poco la presión le había provocado una distracción desafortunada para sus aspiraciones.

Alejada de lesiones, buscará la corona, a diferencia de los otros Grand Slam del año, en los que no pudo llegar a las rondas finales.
Con una condición física envidiable, los 32 años de edad de Williams no son un factor en la comparación con Evert, quien ganó su último título de Grand Slam a los 31 años de edad.

Es por esta razón que los expertos coinciden en colocarla como favorita para el torneo de Flushing Meadows, pues se tiene la certeza de que su experiencia y extraordinaria calidad le facilitarán la conquista de su ansiada meta.