AFTEROFFICE
deportes

Serena Williams alcanza las 700 victorias

Pese a un nivel flojo, Williams festejó este miércoles la victoria número 700 de su carrera al vencer 7-6 (4), 1-6, 6-3 a Sabine Lisicki para acceder a las semifinales del Abierto de Miami.
AP
02 abril 2015 17:57 Última actualización 02 abril 2015 18:1
El récord de Williams en su carrera quedó en 700-120, convirtiéndose en la octava mujer en la era abierta que alcanza semejante cantidad. (AP)

El récord de Williams en su carrera quedó en 700-120, convirtiéndose en la octava mujer en la era abierta que alcanza semejante cantidad. (AP)

KEY BISCAYNE, Florida.- Serena Williams azotó su raqueta y se regañó a sí misma. Al final de cuentas, como suele pasar, la pelota acabó pagando los platos rotos.

Pese a un nivel flojo, Williams festejó el miércoles la victoria número 700 de su carrera al vencer 7-6 (4), 1-6, 6-3 a Sabine Lisicki para acceder a las semifinales del Abierto de Miami.

Williams salió triunfante en un partido en el que su saque no le funcionó, fue vapuleada en el segundo set y cometió 51 errores no forzados. Lució fuera de ritmo a ratos, y particular se irritó cuando le tocó jugar en el lado de cancha con mirada hacia el solo.

"Ese siempre es el lado más difícil. No se puede ver nada, tienes que ajustarte", dijo Williams. Su victoria fue la 16ta en fila en Key Biscayne, donde es la bicampeona vigente y busca un octavo título.

"Soy consciente que no fue mi mejor día", añadió Williams. "Me decía a mí misma que no estaba sacando como suelo normalmente suelo, tampoco golpeando bien la pelota. Fue pura perseverancia, tratar de dar el 200 por ciento en vez del 100 por ciento".

Su rival este jueves será precisamente Halep (tercera preclasificada), quien eliminó 6-1, 7-5 a la estadounidense Sloane Stephens. La alemana Andrea Petkovic (9) y la española Carla Suárez Navarro protagonizarán la otra semifinal.

El récord de Williams en su carrera quedó en 700-120, convirtiéndose en la octava mujer en la era abierta que alcanza semejante cantidad de victorias. Los organizadores se la celebraron con un pastel en la pista, similar a lo que hicieron después que Murray logró el jueves alcanzar las 500 victorias.