AFTEROFFICE
deportes

Seomara Sainz, la figura del voleibol mexicano

El combinado nacional de voleibol femenil participará en la justa internacional que se celebra en Italia, y la figura importante del equipo nacional es Seomara Sainz, joven nayarita de 18 años, quien tiene seis jugando este deporte.
Luis Madrid Gutiérrez
22 septiembre 2014 22:43 Última actualización 23 septiembre 2014 5:0
Seomara conoce las responsabilidades y oportunidades que representa ser la primera mexicana en jugar fuera. (Tomada de Internet)

Seomara conoce las responsabilidades y oportunidades que representa ser la primera mexicana en jugar fuera. Se irá a la liga alemana a jugar. (Tomada de Internet)

En México no todo es futbol, y los deportistas nacionales también demuestran su talento en otras disciplinas, aunque los reflectores no los alumbren igual. Prueba de ello es el voleibol, en el que después de 32 años las Selecciones varonil y femenil lograron la clasificación a sus respectivos Mundiales.

A partir de hoy y hasta el 12 de octubre, el combinado femenil participará en la justa internacional que se celebra en Italia, con el objetivo de superar el noveno lugar obtenido en 1974, cuando el país fue sede del certamen.

La figura importante del equipo nacional es Seomara Sainz, joven nayarita quien tiene seis años jugando este deporte. “Toda mi familia practica voleibol, mis papás y mi hermana. Desde pequeña veía que mi hermana viajaba mucho, quería ser como ella y al final se dieron las cosas; yo no jugaba, era la porrista. Jugué mi primera Olimpiada a los 12 años, donde me vieron los entrenadores del estado y me jalaron; desde entonces fui creciendo”, recuerda la seleccionada.

Con sólo 18 años de edad, su talento ha llamado la atención de ligas de diferentes países, inclusive universidades en los Estados Unidos se fijaron en las cualidades de la campeona Panamericana Juvenil Sub-20, torneo efectuado en Cuba el año pasado.

Sin embargo, la oferta de emigrar a Alemania y convertirse en la primera jugadora mexicana en tener participación en una liga internacional se concretó al término del Mundial Juvenil Sub-20, celebrado en República Checa en 2013, donde México llegó a octavos de final.

“En ese momento me convocan. Tenía propuestas de irme a Italia o Alemania, pero hablando con mi representante y con mis entrenadores me dijeron que el voleibol de Alemania es de primera fuerza. Hay muchas jugadoras de mi edad y unas que yo conozco; se va una colombiana conmigo”, compartió la voleibolista.

Seomara conoce las responsabilidades y oportunidades que representa ser la primera mexicana en jugar fuera. “Es una gran emoción y un orgullo que a mis 18 años pueda representar a mi país en una liga europea, que esté en mí poder hacer que digan: ‘Mira, una mexicana’, y que de esa forma vayan saliendo más jugadoras. Siendo yo la primera podría tener la oportunidad de jalar a mis compañeras que no lo hacen nada mal, pero no han tenido la oportunidad de ser observadas. Yo puedo y quiero abrir una puerta”, señala Sainz.

El combinado nacional está ubicado en el Grupo C, donde competirá con Estados Unidos y Rusia, segundo y sexto lugar de ranking mundial, respectivamente.

“Es un grupo muy complicado, las chicas están en proceso de desarrollo, pero definitivamente vamos a buscar ganar el campeonato Mundial, ese es el sueño. Ya objetivamente hablando, si pasamos a segunda ronda, algo que es difícil pero no imposible, sería bastante bueno”, aseguró Jorge Azair, entrenador nacional femenil de voleibol.