AFTEROFFICE
CULTURAS

Sed de libertad tiró el Muro de Berlín: Merkel

La canciller alemana Angela Merkel habló este sábado sobre algunas de sus vivencias en la Alemania Oriental, con motivo del 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín. 
Reuters
08 noviembre 2014 16:50 Última actualización 08 noviembre 2014 17:0
Angela Merkel durante un discurso previo a la conmemoración de los 25 años de la caída del Muro de Berlín. (Reuters)

Angela Merkel durante un discurso previo a la conmemoración de los 25 años de la caída del Muro de Berlín. (Reuters)

La canciller alemana Angela Merkel dijo este sábado que un deseo irreprimible de libertad derribó al Muro de Berlín hace 25 años y calificó como un "milagro" que la barrera símbolo de la Guerra Fría haya sido abierta sin que se disparara un solo tiro.

En comentarios en vísperas de las celebraciones del domingo para conmemorar el 25 aniversario del colapso del Muro de Berlín, Merkel afirmó que Alemania estará agradecida por siempre por la valentía de los alemanes del Este, que salieron a las calles para protestar contra la dictadura comunista.

"Fue un día que nos mostró que el deseo de libertad no puede ser suprimido para siempre", comentó Merkel en un discurso en Berlín.

Más de 100 mil ciudadanos de Berlín y turistas caminaban el sábado a lo largo de la ruta de 15 kilómetros en el centro de la ciudad donde una vez se erigió el Muro de Berlín, y 8 mil globos iluminados están amarrados ahora en palos de 3.6 metros, que era la altura del muro.

El despliegue artístico de los globos, que ilustra dramáticamente cómo se extendía el muro por el corazón de la ciudad, también permite el paso a voluntad de la gente entre el antiguo Berlín Oriental y Occidental.

Los globos serán lanzados el domingo para simbolizar la desaparición del muro, que cayó el 9 de noviembre de 1989.

Merkel, que en esa época tenía 35 años y vivía en Berlín Oriental comunista, dijo que recordaba tensión, temor y emoción en el aire en las semanas y días previos a la apertura del muro. "Fue un milagro que todo haya sucedido pacíficamente", comentó.

Merkel, que no suele hablar sobre su vida en Alemania Oriental, ha hablado más abiertamente al respecto desde hace algunas semanas.
El sábado, por ejemplo, reveló: "Después de que salí de un sauna el 9 de noviembre, fui al cruce de la calle Bornholmer para el otro lado (del muro) y celebré allí con completos desconocidos. Había esta sensación increíble de felicidad. Fue una noche que nunca olvidaré".

El Muro de Berlín fue construido en 1961 para impedir que alemanes orientales escaparan al Occidente capitalista. Comenzó como un muro de ladrillos, pero posteriormente fue fortificado con doble concreto blanco que rodeó a Berlín Occidental, cortando calles, separando familias y pasando incluso por cementerios.

Al menos 136 personas murieron mientras trataban de huir a Berlín Occidental y muchas terminaron en la cárcel por sus intentos de escape.

Los regímenes comunistas en Europa del Este colapsaron en 1989, en la antesala del fin de la Guerra Fría, de la cual el Muro de Berlín se convirtió en un poderoso símbolo.