AFTEROFFICE
deportes

Sebastian Vettel mantiene la esperanza del título

El tetracampeón del mundo de Fórmula Uno está confiado
en que los resultados se le darán, ya que “mientras sigamos matemáticamente en carrera, estaremos ahí. Sería un error pensar prematuramente en otra cosa”, dijo el alemán.
Nancy González Gea
05 junio 2014 21:16 Última actualización 06 junio 2014 5:0
Por el momento, la diferencia de puntos no es grande, pues aún quedan 13 competencias y muchas oportunidades de pelear el campeonato. (Reuters)

La diferencia de puntos no es amplia, pues aún quedan 13 competencias y muchas oportunidades de pelear el campeonato. (Reuters)

Este domingo se corre la séptima fecha de la Fórmula Uno en el Gran Premio de Canadá, y aunque la desesperación por los malos resultados aumenta para el tetracampeón alemán Sebastian Vettel, el piloto pretende ser optimista y trabajar fuerte con su equipo para mejorar un auto que le ha dado muchos problemas.

El volante, de 26 años de edad, es el niño prodigio de la máxima categoría, pues además de superar algunas marcas de legendarias figuras del automovilismo, posee todos los récords de precocidad.
Los cuatro años anteriores fueron de su completo dominio, así como para su escudería Red Bull entre los constructores.

Sin embargo, las cosas han cambiado drásticamente en 2014. Tras seis carreras, sólo tiene un podio por su tercer lugar en Malasia. En la primera fecha, el Gran Premio de Australia, así como en el de Mónaco, se retiró por problemas mecánicos, mientras que en Baréin llegó sexto; en China quinto y en España cuarto. Estos resultados lo colocan sexto en el campeonato de pilotos con sólo 45 puntos, muy lejos de los 122 que suma Nico Rosberg, el líder a bordo de su Mercedes.

Por el momento, la diferencia de puntos no es grande, pues aún quedan 13 competencias y muchas oportunidades de pelear el campeonato. Es por ello que la primera declaración del alemán, una vez que asimiló la frustración por no poder terminar la justa en el principado hace dos semanas fue ésta: “mientras sigamos matemáticamente en carrera, estaremos ahí. Sería un error pensar prematuramente en otra cosa”.

Claro que no se dará por vencido, pues es una característica de los pilotos de élite -el mejor ejemplo es el español Fernando Alonso con su cadena de frustraciones desde que llegó a Ferrari-, pero en esta ocasión el pronóstico está en su contra.

No es la primera vez que se encuentra en una mala posición al inicio del campeonato, pues en 2012 parecía que sólo le quedaba ver cómo Alonso se escapaba en el tope de las clasificaciones. Sin embargo, pasada la primera mitad de la temporada Vettel se recuperó, obtuvo cuatro victorias consecutivas, y en un sufrido desenlace en Brasil, se coronó con escasos tres puntos de diferencia sobre el asturiano. Hoy, durante las primeras prácticas libres en Canadá habrá que ver cuál es su desempeño tras 15 días de receso.