AFTEROFFICE
deportes

Sebastian Vettel, frustado por una mala temporada

Ferrari estropea la trayectoria de uno de los pilotos más constantes de la historia. El 2016 puede ser su segunda temporada sin título desde 2007 para el piloto alemán Sebastian Vettel.
Alain Arenas
20 octubre 2016 22:31 Última actualización 21 octubre 2016 5:0
Las cuatro carreras que Vettel no pudo terminar lo ponen como el segundo piloto que más abandonos tiene en la vigente temporada. (Alejandro Gómez)

Las cuatro carreras que Vettel no pudo terminar lo ponen como el segundo piloto que más abandonos tiene en la vigente temporada. (Alejandro Gómez)

El alemán Sebastian Vettel debutó en 2006 con Sauber. Desde entonces, solamente en tres temporadas terminó sin título: ese año, 2007, y 2014 (Red Bull). Esta campaña puede ser tan gris como aquellas.

Vettel se siente presionado porque siempre se exige demasiado. Hay que recordar que llegó a Ferrari como tetracampeón del mundo. Da la impresión que en cada carrera quiere demostrar para qué lo contrataron, para ganar; pero no puede hacerlo porque su monoplaza no se lo permite”, comenta Mauricio Gallardo, periodista de la revista Motorsport.

El alemán se ha subido al podio seis veces en esta temporada (tres segundos y tres terceros lugares). Una en las últimas nueve fechas (tercero, en Italia). En todo el campeonato ha abandonado en cuatro ocasiones: Bahréin, Rusia, Autria y Malasia.

“La realidad es que cayó en un equipo caótico y ha sido arrastrado por ese ambiente. Por eso sus altibajos y errores. Hay que reconocer que el auto es deficiente y el equipo, lejos de impulsar a sus pilotos, los incinera. Ferrari tiene un manejo interno erróneo en los últimos años y Vettel lo exterioriza en la pista. El alemán no es responsable de ese caos, sino una víctima más como lo fue Fernando Alonso en su momento”, agrega Gallardo.

Apenas el 28 de julio, la escudería cambió a James Allison, su director técnico, quien tenía contrato hasta 2018. En su lugar fichó a Mattia Binotto, quien estaba al frente del departamento de potencia. Pero el cambio no reflejó resultados inmediatos para el coche de Vettel. Después de provocar un choque en Malasia, tuvo que salir de la prueba.

Vettel -quien empata el quinto puesto del Mundial Piloto con Max Verstappen (165 puntos)- ha perdido poco a poco el terreno en el certamen. Kimi Raikkonen, su coequipero, lo supera por cinco unidades.

“En el caso de Raikkonen, su personalidad es menos permeable al clima denso de Ferarri. Además, tuvo la capacidad de adaptarse mejor al auto. Hoy está mejor que Vettel, porque administró mejor las carreras, supo cuándo atacar y cuándo quedarse con un buen resultado sin forzar el auto. El finlandés sigue siendo rápido y hace lo que puede con el auto que tiene. También hay que aclarar que el alemán tuvo incidentes raros en la temporada, como cuando se le reventó el motor en la vuelta de calentamiento en Bahréin o en Canadá, cuando trató de evitar un muro y le permitió a Lewis Hamilton que lo rebasara fácilmente”, agrega Gallardo.

Tras el Gran Premio de Japón, a Vettel se le cuestionó si sus ataques eran peligrosos para otros pilotos. El alemán, de 29 años, respondió que su manera de conducir siempre había sido la misma. “A veces funciona, otras no. Mi forma de rebasar siempre ha sido agresiva. No la cambiaré ahora, aunque tampoco quiero poner en peligro a alguien”, dijo en la zona de prensa del circuito de Susuka.

SUBLÍDER DE ABANDONOS
Las cuatro carreras que Vettel no pudo terminar lo ponen como el segundo piloto que más abandonos tiene en la vigente temporada de la Fórmula Uno. Sólo es superado por Joylon Palmer (Renault), Jenson Button y Fernando Alonso (McLaren) y Daniil Kvyat (Toro Rosso), que tienen cinco cada uno.

TODAVÍA HAY ESPERANZA: EU
Desde que regresó el Gran Premio de los Estados Unidos al calendario de la Fórmula Uno hace cuatro años, el alemán tiene una victoria (2013) y dos podios (segundo en 2012 y tercero el año pasado). Sólo en 2014 no consiguió meterse entre los tres primeros lugares, al terminar en séptimo.

Vettel no pierde la fe en remontar posiciones en el campeonato. Afirma que, pese a estar cincuenta unidades por debajo de Red Bull, es una diferencia remontable. “Debemos de mostrar la rapidez que tuvimos en las primeras carreras”.