AFTEROFFICE
DEPORTES

Se intensifica la lucha deportiva y monetaria en la Premier League

La Premier League no sólo es competitiva en el ámbito deportivo, sino también en los negocios. Clubes como Chelsea, Liverpool y Manchester United integran los primeros 11 lugares de la lista de Forbes de los 20 equipos más valiosos del mundo.
Domingo Aguilar
05 marzo 2014 22:40 Última actualización 06 marzo 2014 5:0
El Chelsea tiene un valor en el mercado de clubes de 901 millones de dólares. (AP)

El Chelsea tiene un valor en el mercado de clubes de 901 millones de dólares. (AP)

La Premier League es una de las más competitivas del mundo y no sólo dentro del campo, sino también en el juego económico. Muestra de ello es que cinco de los equipos con mayor valor monetario del mundo están en la pelea por el campeonato.

El Chelsea, que va a la cabeza con 63 puntos, tiene un valor de 901 millones de dólares; Liverpool marcha en segundo con 59 puntos y cuesta 651 millones; en tercero con las mismas unidades, pero con menos goles, está el Arsenal que representa mil 326 millones; dos puntos debajo de los Gunners, pero con dos partidos menos, está el Manchester City, cuya valía económica es de 651 millones; por último, en la quinta posición se mantiene el Tottenham con 53 unidades y un valor de 520 millones.

Estos clubes integran la lista de Forbes de los 20 clubes más valiosos del mundo y todos están dentro de los primeros 11 escalones. El más cercano a la cima es el Arsenal (4), después los Blues (7), Manchester City (9), Liverpool (10) y los Spurs (11). El Manchester United, que este año se encuentra muy lejos en la contienda por el título, es el segundo mundial en este rubro con un valor de 3 mil 165 millones de dólares.

El valor de estas instituciones no sólo se sustenta en el desempeño sobre el césped, sino también en las ganancias obtenidas del boletaje, gastos en las gradas, acuerdos comerciales y contratos televisivos. De acuerdo con la consultora Deloitte, la suma total de los equipos en la temporada 2012-2013, en millones de dólares, fue: Manchester City 434.4, Chelsea 416.8, Arsenal 390.5, Liverpool 330.5 y Tottenham 236.3.

El torneo inglés llama la atención tanto dentro como fuera de la isla. Los arreglos de transmisión significaron más del 30 por ciento de ganancias de estos cinco equipos en millones de dólares: Chelsea, 168.98; Arsenal, 141.78; Manchester City, 141.6; Liverpool, 102.3, y Tottenham, 99.8.

El orden por ganancias conseguidas en los estadios en la temporada 2012-2013, en millones de dólares, es liderado por el Arsenal con 148.7, Chelsea 113.3, Liverpool 71.5, Tottenham 64.4, Manchester City con 63.4. En Londres, ciudad donde juegan de local los Blues, Gunners y Spurs, habitaban hasta el último censo en 2012, arriba de ocho millones de personas. De ellos, los que tienen trabajo de tiempo completo perciben una ganancia bruta semanal de 653 libras (1093.25 dólares).

En Manchester, sede del Etihad Stadium, casa de los Citizens, viven alrededor de 500 mil personas, cuyos trabajadores de tiempo completo tienen un ingreso semanal bruto de 427 libras (714.8 dólares), mientras que en Liverpool, los más de 450 mil pobladores de esta localidad registran una ganancia de 463 libras (775.15 dólares). Cada asistente al estadio se gastó por lo menos dos de sus ingresos semanales completos en las instalaciones.

La escasa diferencia de puntos entre los líderes de la tabla es un reflejo de las inversiones existentes en la Premier League. Los jugadores son la materialización de los esfuerzos monetarios de cada club y no cualquiera puede correr sobre el pasto.

Cuando un jugador no comunitario quiere competir en Inglaterra debe haber cumplido, como mínimo, con el 75 por ciento de los encuentros en los que haya sido elegible para su Selección (Mundial, Copa Confederaciones, clasificación a copas continentales, Copa Oro y Copa América), dos años antes de que aplique para el permiso de trabajo de la Football Association (FA).

Además, el país al que defiende el jugador pretendido debió haber estado por encima del lugar número 70 en el ránking de la FIFA, un par de años previos a la solicitud laboral.