AFTEROFFICE
Buena Vida

¿Se imagina un viaje por bodegas vitivinícolas de España y Francia?

Las grandes barricas, los castillos y el corazón de las principales regiones de estos países, son los escenarios donde se podrán catar vinos de primer orden, parte del exclusivo itinerario programado por Wines Experience.
Sandra Aguilar Loya
31 marzo 2014 0:33 Última actualización 31 marzo 2014 5:0
Se podrá entrar en contacto directo con cada propiedad donde nace un vino, con el clima, la tierra y con sus creadores. (Cortesía)

Se podrá entrar en contacto directo con cada propiedad donde nace un vino, con el clima, la tierra y con sus creadores. (Cortesía)

¿Alguna vez se imaginó el tener acceso a las mejores bodegas y castillos vitivinícolas de España y Francia? Degustar sus exquisitos vinos y probar los maridajes realizados por chefs cuyos restaurantes cuentan con estrellas Michelin es posible mediante viajes especializados en los destinos más selectos.

Châteaux y bodegas de mayor prestigio, enólogos y sommeliers calificados, restaurantes y chefs, son parte del exclusivo itinerario programado por Wines Experience, para quienes deseen adentrarse en el mundo del vino, en una aventura diseñada para viajeros curiosos y exigentes.

Las grandes bodegas, los castillos y el corazón de las principales regiones vitivinícolas son los escenarios donde se podrán catar vinos de primer orden, y disfrutar su maridaje con las especialidades locales y con la mejor cocina gourmet. Además se podrá entrar en contacto directo con cada propiedad donde nace un vino, con el clima, la tierra y con sus creadores.

Convencida de que para saber apreciar un buen vino y reconocer su valor, primero hay que conocer la historia detrás de cada botella, Delia Romo se dio a la tarea de crear una empresa que ofreciera viajes de lujo a las regiones vitivinícolas de Francia y España, proyecto que convirtió en realidad ante el creciente gusto por el vino.

“En México, año con año se da un crecimiento en el consumo del vino en un 12 por ciento, los más buscados son los caldos de importación, sobre todo los españoles, mientras que el 58 por ciento de los turistas en el mundo se está inclinando por el turismo gastronómico, del que no está exento México”, dice Romo.

Los itinerarios de Wines Experience contemplan también destinos culturales y actividades exclusivas dirigidas a un público en busca de experiencias únicas.

Las rutas incluyen Madrid, Toledo, San Sebastián, Laguardia, Logroño, Haza y Peñafiel, en España; mientras que en Francia el recorrido puede abarcar Bordeaux, Pauillac, Margaux, Le Pian Médoc, Pomerol, St. Emilion, Sauternes, Touluse, Pennautier, Carcassonne, Aniane, Montpellier, Narbonne o St. Drézéry.

Este viaje enológico se puede realizar, sólo en España, en seis noches; Francia puede abordarse en siete, o bien ambos países pueden ser visitados a lo largo de 13 noches, para un mínimo de cuatro personas y un máximo de 14.

Si se desea una experiencia más íntima, es posible solicitar un viaje personalizado y a la carta, con la opción de elegir la fecha, el número de participantes, la ciudad y la región vitivinícola a visitar.

Para el viajero que quiera desmarcarse del resto, también hay actividades VIP como practicar golf, paseos en globo aerostático, helicóptero o yate y catas privadas.

“Nuestro público es aquél que tiene un alto poder adquisitivo. Un tercio del total de los turistas que visita Francia se inclinan por recorrer este tipo de rutas. Tan sólo en 2013 se registraron 7.5 millones de turistas.

Por otro lado, España registró una afluencia de 1.5 millones de personas que acudieron a las rutas del vino. Lo de hoy es el enoturismo”, concluye Romo.