AFTEROFFICE
Culturas

La Scala de Milán abre temporada con fuerte dispositivo de seguridad

La Scala de Milán abre temporada operística 2015-2016 en medio de medidas de seguridad sin precedentes, tras la advertencia de Estados Unidos de que ese teatro podría ser objetivo de atentados del autodenominado Estado Islámico.
Notimex
07 diciembre 2015 13:11 Última actualización 07 diciembre 2015 13:20
La ópera elegida para la inauguración fue Juana de Arco de Giuseppe Verdi, que regresó a La Scala después de 150 años. (AP)

La ópera elegida para la inauguración fue Juana de Arco de Giuseppe Verdi, que regresó a La Scala después de 150 años. (AP)

ROMA.- La temporada operística 2015-2016 de La Scala de Milán fue inaugurada hoy en medio de medidas de seguridad sin precedentes, tras la advertencia de Estados Unidos de que ese teatro podría ser objetivo de atentados del autodenominado Estado Islámico.

Unos 700 agentes de las fuerzas del orden, incluidos francotiradores apostados en los edificios vecinos, recibieron a los invitados a la premier, entre ellos el primer ministro, Matteo Renzi, acompañado de su esposa.

Como es tradicional, tampoco faltaron las protestas de cientos de personas en la vecina plaza La Scala, con pancartas en las que se leía “Cientos de ricos, millones de pobres. Este es el estado de emergencia”. La ópera elegida para la inauguración fue Juana de Arco de Giuseppe Verdi, que regresó a La Scala después de 150 años de su última representación en ese escenario.

1


Scala de Milán

La dirección corrió a cargo de Riccardo Chailly, con la soprano rusa Anna Netrebko como protagonista y el tenor Francesco Meli en el papel de Carlos VII. Poco antes del inicio, el superintendente de La Scala, Alexander Pereira, anunció la ausencia del barítono español Carlos Álvarez, enfermo de bronquitis y su sustitución por Devid Cecconi.

“Es necesario garantizar la seguridad de los ciudadanos con todas las medidas y recursos, pero paralelamente continuar viviendo y evitar que el miedo lo impida”, declaró a los medios el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, quien calificó la premier operística del teatro milanés como “la más importante del mundo”.

Por su parte, el gobernador de la región de Lombardía, Roberto Maroni, recordó que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos advirtió recientemente sobre el riesgo de atentados contra La Scala y la catedral de Milán, así como contra la basílica de San Pedro en Roma. “No hay temor del terrorismo y esta es la respuesta adecuada que Milán puede dar”, señaló.