AFTEROFFICE
DEPORTES

Santa elección

Los novatos elegidos por los Santos de Nueva Orleans brindaron
solidez defensiva y respaldo a la ofensiva del equipo, que consiguió regresar a la postemporada por primera vez desde 2013.
Alain Arenas
11 enero 2018 21:26 Última actualización 12 enero 2018 5:0
NFL

(Mónica Roríguez)

En lo que va de la década, los Santos de Nueva Orleans nunca habían obtenido tantas intercepciones como en esta tempoarada, 22. Nueve de esos intercambios de balón se los repartieron el esquinero Marshon Lattimore (5) y el safety Marcus Williams (4). Ambos tienen la misma edad (21 años) y son parte fundamental de la camada de novatos que impulsaron la reaparición del equipo en los playoffs, que no disputaban desde 2013.

“La temporada pasada mostraron una mejoría, pero la defensiva aún era el punto débil de la organización”, destaca Joaquín Castillo, comentarista de TV Azteca. “Pero con las selecciones de ambos jugadores en el Draft taparon las carencias que tenía la unidad. Lo anterior es un acierto de la gerencia y de Sean Payton –head coach del equipo–, que los eligieron aunque no eran los elementos de mayor renombre en el selectivo”.

Nueva Orleans
tomó a Lattimore pese a que sólo jugó 16 partidos en su etapa universitaria con Ohio State, debido a que sufrió una lesión de cadera. El esquinero tardó en demostrar su valía en el profesionalismo. En los primeros tres partidos no tuvo intercepciones y fue hasta la Semana 4 –ante Detroit– que consiguió la primera.

Su cierre de campaña fue radicalmente diferente. Dejó en claro por qué fue el primer esquinero elegido en el Draft. En los últimos cuatro juegos registró el mismo número de pases interceptados y concluyó con 18 pases desviados, el sexto mejor de la NFL en ese departamento y el mejor de Nueva Orleans. Su desempeño lo impulsó a ser un firme candidato a ganar el premio al novato defensivo del año.

1
 

 

santos
FOCOS
En Inglaterra. Los Raiders y los Halcones Marinos serán los primeros equipos de la NFL en jugar en el nuevo estadio del Tottenham en Londres, en la Semana 6 de la próxima temporada.

Está listo. El receptor Julio Jones, líder en pases atrapados (88) y yardas (1,444), se reintegró ayer a los entrenamientos de los Halcones de Atlanta, tras recuperarse
de una lesión en el tobillo.


Williams, en cambio, fue titular en las tres temporadas que permaneció en la Universidad de Utah y registró 11 intercepciones en 34 juegos. Lance Zierlein –analista del Draft para el portal de la NFL– comentó una semana antes del selectivo que el peso del defensivo (91 kilos) era bajo y le representaría un problema para taclear. Sin embargo, en lo que va de la campaña suma 59 tacleadas y es el segundo mejor de la franquicia en ese departamento, sólo superado por Von Bell (62).

El Draft también permitió a los Santos fortalecerse en la ofensiva. Con la tercera selección eligieron al corredor Alvin Kamara. Su impacto fue inmediato. Se convirtió en una de las opciones principales del ataque y se adueñó de la posición de segundo corredor, la cual tenía Adrian Peterson –quien llegó como refuerzo estelar a la franquicia– y lo forzó a que pidiera su transferencia. Castillo califica a Kamara como el jugador más peligroso del ataque de Nueva Orleans, porque puede correr por dentro y fuera de los tacles, salir a pase o devolver patadas de despeje.
Kamara registra mil 914 yardas combinadas y 15 anotaciones.

Ningún novato suma más touchdowns que él. Junto a Mark Ingram –el otro corredor de los Santos– se convirtió en la primera dupla de runningbacks de un mismo equipo superan la barrera de las mil 500 yardas combinadas en una campaña. Ingram alcanzó las mil 540.

En el partido de la Semana 1 contra los Vikingos de Minnesota –a los que enfrentará el domingo en la ronda divisional de los playoffs de la Conferencia Nacional (NFC)– sólo aportó 38 yardas. Fue el segundo rival que menos yardas le permitió en la temporada, sólo por debajo de Chicago, que lo limitó a 31.

Castillo cree que si Nueva Orleans supera a Minnesota será el favorito para ganar el campeonato de la NFC. “Es el equipo más versátil a la ofensiva y el que mejor defensiva tiene para provocar intercambios de balón. Además, cuenta con Drew Brees, el quarterback más regular en la Conferencia Nacional de la última década”.

Sign up for free