AFTEROFFICE
deportes

Sanción a atletas rusos es "discriminación": Putin

El presidente ruso, Vladimir Putin, culpó a una campaña en las sombras por la marginación de algunos deportistas rusos de los Juegos Olímpicos de Río tras acusaciones de dopaje, al tiempo que se quejó de "discriminación" contra atletas de pista y campo.
AP
27 julio 2016 12:50 Última actualización 27 julio 2016 13:1
"No podemos y no aceptaremos algo que es pura discriminación", dijo Vladimir Putin. (AP)

"No podemos y no aceptaremos algo que es pura discriminación", dijo Vladimir Putin. Aquí con Thomas Bach, presidente del COI. (AP)

MOSCÚ.- El presidente ruso Vladimir Putin se quejó de "discriminación" contra los atletas de pista y campo del país que fueron vetados de competir en Río de Janeiro, durante una ceremonia el miércoles para despedir a su mermada delegación olímpica.

Esgrimistas y triatletas fueron los más recientes deportistas rusos que recibieron el visto bueno de sus respectivas federaciones para competir en los Juegos Olímpicos, pero la federación internacional de atletismo (IAAF) rechazó un último intento de la mayoría de los atletas de pista y campo para ser readmitidos.

Más de 100 de los 387 miembros originales del equipo ruso fueron vetados de Río. "No podemos aceptar la descalificación indiscriminada de nuestros atletas con una historia totalmente limpia en cuanto al dopaje", dijo Putin. "No podemos y no aceptaremos algo que es pura discriminación".

Putin dijo que los atletas excluidos de los Juegos son víctimas de una campaña para desprestigiar al deporte ruso. El presidente habló parado al lado de la bicampeona olímpica de salto con pértiga, Irina Isinbayeva, la más famosa de los 67 atletas de pista y campo proscritos de los Juegos.

Tratando de contener las lágrimas, Isinbayeva dijo a los atletas rusos que parten rumbo a Río: "Muestren lo que pueden hacer, por ustedes y también por nosotros".

Mientras los atletas caminaban por la Plaza Roja para encontrarse con Putin, algunos posaron para selfies con Vitaly Mutko, cuyo ministerio de deportes ha sido acusado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de dirigir un masivo programa para ocultar casos de dopaje. El COI prohibió al ministro acudir a los Juegos del próximo mes, aunque permanece en el gabinete de Putin.

La IAAF es la única federación que impuso una sanción general a los rusos, y sólo otorgó una dispensa para competir a Darya Klishina, de salto de longitud.

"La situación sobrepasó el marco legal y también el sentido común", dijo Putin a la audiencia, en la que había mucho de los atletas sancionados. "Es una campaña bien planificada contra nuestros atletas, que incluye normas diferentes y el concepto de castigo colectivo que no tienen nada que ver con la justicia, o siquiera las normas legales básicas".

"No sólo han sido afectados nuestros atletas que jamás han enfrentado acusaciones específicas, sino que este es un golpe al deporte mundial y a los Juegos Olímpicos. Sin duda, la ausencia de atletas rusos que son líderes en algunos deportes afectará a la competencia".