AFTEROFFICE
buena vida

Salud familiar, tarea de todos

"La principal causa de obesidad es el alto índice glucémico que ingerimos al comer. Esto determina hasta qué punto una porción de alimento eleva el nivel de azúcar en la sangre", afirma María de Jesús Oropeza, nutrióloga de Super Life.
Carlos Zulbarán
29 octubre 2014 22:52 Última actualización 30 octubre 2014 5:0
Es importante que usted ponga en el ejemplo a los pequeños en casa, sin la necesidad de prohibirles las cosas. (Cortesía)

Es importante que usted ponga en el ejemplo a los pequeños en casa, sin la necesidad de prohibirles las cosas. (Cortesía)

Malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria son las principales causas que llevaron a los mexicanos a ubicarse en 2015 en el primer lugar en obesidad en adultos y niños, así como en diabetes infantil, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

“La principal causa de obesidad es el alto índice glucémico que ingerimos al comer. Esto determina hasta qué punto una porción de alimento eleva el nivel de azúcar en la sangre. Se ha demostrado que ingerir productos bajos en esta cantidad, produce mayores beneficios y aleja a las personas de problemas cardiovasculares y ayudan a la pérdida de peso”, comenta María de Jesús Oropeza, nutrióloga de Super Life.

Para erradicar cualquiera de estos padecimientos se necesita de una alimentación balanceada y ejercicio. Actividades cardiovasculares como caminar, nadar, andar en bicicleta o bailar son las más sencillas de practicar.

”Durante estos ejercicios aeróbicos es recomendable mantener una frecuencia cardiaca máxima de entrenamiento de entre 70 y 80 por ciento, que ayude a quemar la grasa. Con este ritmo medio es suficiente, porque al esforzarse demasiado se pueden contraer lesiones y se pueden deteriorar los músculos”, afirma la especialista.

Es importante que usted ponga en el ejemplo a los pequeños en casa, sin la necesidad de prohibirles las cosas.

“No se puede alejar a los niños de los productos sabrosos, pero sí ofrecerles otra opción, es decir, consumir postres y bebidas dulces, pero de manera saludable, a través de endulzantes naturales como la stevia con índice glucémico bajo y que ayuda a mantener la salud de su famila estable”, finaliza Oropeza.