AFTEROFFICE
CULTURAS

El Salón ‘Infame’ se alista para sus nuevos huéspedes

Entre críticas, el Salón de la Fama del Rock & Roll prepara el anuncio de los músicos ganadores de este año. Hasta ahora hay grandes ausentes como Deep Purple. “The Hall of Fame no entiende lo que somos”, asegura Ian Gillan. 
Myrna Martínez
09 diciembre 2014 22:22 Última actualización 10 diciembre 2014 5:0
Lou Reed es uno de los favoritos para ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll. (Cortesía)

Lou Reed es uno de los favoritos para ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll. (Cortesía)

El Salón de la Vergüenza del Rock & Roll es la forma habitual como el periodista especializado en heavy metal Eddie Trunk califica al Salón de la Fama del Rock & Roll, que desde 1986 realiza una ceremonia en honor a los músicos elegidos.

La razón del enojo de Trunk es simple: ha ignorado a figuras icónicas y legendarias y la considera una institución comercial integrada por gente “vieja”.

“Es una irrespetuosa cachetada no sólo para las bandas, también para nosotros como fans del rock”, dijo Trunk, quien se ha dedicado desde hace una década a criticar al Salón de la Fama en sus programas de radio y televisión.

Ayer se cerró la votación del público, y antes de que termine el año se dará a conocer el nombre de los cinco artistas que serán inducidos en 2015. Los favoritos son: Joan Jett & The Blackhearts, Lou Reed, Stevie Ray Vaughan, Sting y Nine Inch Nails.

Siguiendo un poco la lógica con la que se ha manejado el Salón de la Fama, es más probable que elijan a los artistas de R&B y soul The Marvelettes o The Spinners, que a The Smiths o Kraftwerk, también nominados.

De hecho, hay quienes abogan por que se elimine el Rock & Roll del nombre y se llame Salón de la Fama de la Música.

Los integrantes del misterioso jurado, cuyos nombres se mantienen en el anonimato, han preferido incluir a agrupaciones como The Ronettes, Abba o Martha and the Vandellas que a los legendarios Judas Priest, Deep Purple, Iron Maiden, The Cure, Depeche Mode, King Crimson, Joy Division, Ozzy Osbourne, Dire Straits, Bauhaus o The B-52’s; e indujeron a Nirvana, pero no a The Pixies quienes, afirmaba Kobain, lo inspiraron.

Muchos músicos han aprovechado los micrófonos de las ceremonias para mostrar su molestia, como James Hetfield, vocalista de Metallica, quien durante el discurso de aceptación de la banda en 2009 se manifestó por la inclusion de Deep Purple, así como de Iron Maiden, Judas Priest y Mötorhead, entre otros.

Después de la constante presión por parte de muchos grupos, críticos y periodistas, Rush, Alice Cooper y Kiss fueron inducidos.

Músicos como Paul Stanley, de Kiss, y Dave Grohl, de Foo fighters, han criticado el perfil mainstream del salón, que atribuyen al hecho de que tuvo entre sus fundadores a Jann Wener, uno de los creadores de la revista Rolling Stone.

LA SELECCIÓN

Greg Harris, el actual presidente del Rock & Roll Hall of Fame and Museum, explicó este año en Fox News la forma de selección de los artistas. Primero, alrededor de 30 personas entre historiadores, críticos y gente involucrada de la industria, se encierran en un cuarto. Cada uno propone a tres artistas y de ahí se realiza una votación para decidir a los 15 nominados.

Los ganadores se definen a partir de una votación realizada por unos 700 miembros de la industria y por los artistas ya inducidos. Además, desde hace un par de años, la gente ya tiene la posibilidad de votar por Internet, y aunque su voto no es definitivo, en teoría, es tomado en cuenta.

Los requisitos para ser elegibles son: haber grabado el primer disco por lo menos hace 25 años, haber creado música innovadora y que haya impactado en la historia del rock.

“Ellos prefieren poner algunos cantantes de los 70 que piensan que son brillantes. Prefieren poner ahí a alguien como Laura Nyro, que la mayoría de la gente nunca la ha escuchado, porque ella es una compositora más ‘creíble’ que Kiss, Alice Cooper o Rush”, ironiza Trunk.
graves omisiones

La primera ceremonia de esta institución con sede en Cleveland se dedicó a rendir un tributo a los grandes pioneros del rock & roll: Elvis Presley, Buddy Holly, Jerry Lee Lewis, Little Richard, James Brown. Lo extraño fue que The Beatles y Rolling Stones fueron inducidos después.

Uno de los casos más polémicos fue el de Kiss, “felizmente” incluido en la pasada ceremonia, después de 40 años de seguir llenando estadios y de vender más de 80 millones de discos. Tras conocerse el anuncio, sus integrantes no mostraron mayor emoción, siempre han criticado que otros grupos menos merecedores ya formen parte de él. Paul Stanley, vocalista, dijo durante su discurso de aceptación que ellos estaban ahí por el público. “La gente está hablando al Rock & Roll Hall of Fame, y lo que están diciendo es ‘queremos más’. Ellos merecen más, ellos quieren ser parte del proceso, de las nominaciones(…). La gente paga por los boletos, compra los discos. Los que hacen las nominaciones, no”.

El olvido más grave e irrespetuoso ha sido el de Deep Purple, por lo que Ian Gillan, vocal, ya ha dicho en entrevistas que simplemente ya no les interesa. “The Hall of Fame no entiende lo que somos”, dijo a la estación chilena Radio Futuro el año pasado.

Hay artistas que han declinado la invitación al Salón de la Fama, el más sonado fue el de los Sex Pistols. John Lydon, el cantante, le prohibió al grupo ir a la entrega y escribió una carta a mano en donde comparó a esa institución con una mancha de orina. Se cree que parte de la molestia se debe a que The Clash ya había ingresado.

Otro que se negó a asistir a la ceremonia fue Axl Rose en 2012. La voz de Guns N’ Roses publicó una carta: “Pido firmemente no ser introducido debido a mi ausencia y prohíbo que nadie la acepte o hable en mi nombre”. El resto del grupo aceptó el reconocimiento.

Este año los 15 nominados son: Green Day, Nine Inch Nails, The Smiths, Lou Reed, Sting, The Paul Butterfield Blues Band, Chic, Joan Jett & the Blackhearts, Kraftwerk, The Marvelettes, N.W.A, The Spinners, Stevie Ray Vaughan, War y Bill Withers.

La ceremonia se llevará a cabo el 18 de abril en Cleveland. Estará abierta al público. La preventa de boletos será el 17 de diciembre cuando, se especula, se darán a conocer a los cinco privilegiados.