AFTEROFFICE
buena vida

Salir de la zona de confort, el paso más importante

Salir de la zona de confort para entrar en la de aprendizaje es lo primero para cumplir tus sueños. Matti Hemmi es un soñador profesional. Fundó una consultoría empresarial que logra éxito colectivo a partir del trabajo individual.
Rosario Reyes
07 junio 2016 22:10 Última actualización 08 junio 2016 5:0
Matti Hemmi comparte su inversión de 25 años de lecturas, cursos, conferencias. (Cortesía)

Matti Hemmi comparte su inversión de 25 años de lecturas, cursos, conferencias. (Cortesía)

Matti Hemmi es un soñador profesional. Aunque académicamente es ingeniero con estudios en sicología, creatividad e innovación. Hace 10 años fundó inKNOWation, una consultoría empresarial que logra éxito colectivo a partir del trabajo individual, pues cuando una persona se atreve a hacer algo distinto, o, como Hemmi menciona, salir de su zona de confort, descubre sus verdaderas habilidades.

Nacido en Helsinki (1965), criado en Madrid y radicado desde hace cuatro años en Inglaterra, también es un viajero que recientemente publicó el libro ¿Te atreves a soñar?, versión impresa de un blog que le ha dado la vuelta al mundo.

“Muchas veces cuando le cuentas a alguien un sueño, te dice que te dejes de tonterías y te pongas a hacer lo que te corresponde en ese momento. Si no parece fácil de conseguir a primera vista, se cree que no va a ser posible”, explica.

Por eso, hay que salir de la zona de confort, que es el primer paso, pero no es suficiente. Y es que el hecho de hacer algo nuevo, implica además pensar distinto.

En este libro, Matti comparte su inversión de 25 años de lecturas, cursos, conferencias, que le han permitido tener puntos de referencia en otros profesionales. “Necesitamos alguien que nos guíe, porque de lo contrario la única referencia que tenemos suelen ser nuestros padres, y no siempre han sido cumplidores de sueños”, asegura.

Así que, por paradójico que suene, a soñar, también se aprende, no es algo que se fomente frecuentemente. Es más común señalar el camino para completar una carrera profesional. “Pero no tenemos referencias de cómo conseguir un sueño, así, de forma genérica”.

No importa si son pequeñas o grandes ilusiones, sino conseguir que se cumplan, y para ello comparte un método práctico en su libro.

“Todos hemos cumplido como mínimo, objetivos en su vida quizá a veces no les llamamos sueños, pero la metodología en esencia es similar: creer en lo que aparentemente es increíble, en el sentido más estricto de la palabra”, dice el autor y asegura que esto es como músculo, hay que entrenarlo, primero con algo sencillo y cada vez ir por algo un poco más ambicioso. Verlos realizados aumenta la autoestima y confianza, con lo cual, disminuye el miedo.

La confianza, asegura, es amor incondicional. “Al no ponerte condiciones te das cuenta de que eres capaz de hacer cualquier cosa que te propongas -siempre que sea factible desde el punto de vista material- te sientes autorealizado y quieres devolverle al sistema lo que has recibido de él. La gratitud empieza a convertirse en algo natural y quieres compartir esa felicidad que no depende de lo que ocurra, porque todos tenemos entre las orejas mil 500 gramos de poder, del que no nos damos cuenta, porque lo utilizamos siempre de la misma manera. La clave es dejar la zona de confort y la forma de pensar conocida”.