AFTEROFFICE
deportes

Russell Westbrook, líder heredero del Thunder

Russell Westbrook tiene su mejor arranque de temporada en puntos y rebotes, luego de que Kevin Durant se fuera de Oklahoma City; el base es el jugador clave para que el equipo se ubique en los primeros puestos de la Conferencia Oeste.
Alain Arenas
07 noviembre 2016 22:38 Última actualización 08 noviembre 2016 5:0
El desempeño de Westbrook contrasta con el aporte del resto del equipo. (Alejandro Gómez)

El desempeño de Westbrook contrasta con el aporte del resto del equipo. (Alejandro Gómez)

Cuando los Warriors de Golden State eliminaron en la Final de la Conferencia Oeste al Thunder de Oklahoma City, Russell Westbrook no tenía duda de que en la siguiente campaña el equipo tomaría revancha. El base confiaba en que una vez que Kevin Durant renovara su contrato, la franquicia regresaría a las finales de la NBA, como lo hicieron en la temporada 2011-12, en la que perdieron el campeonato ante el Heat de Miami.

Pero Durant no renovó con Oklahoma City y se fue a Golden State. El armador lo tachó de traidor y se dijo engañado, puesto que le había asegurado que se mantendría con la organización, tal como lo había hecho él en 2015. Irónicamente, la salida del delantero benefició a Westbrook, quien tiene el mejor arranque de su carrera en cuanto a puntos (199) y rebotes (54), mientras que en asistencias arrojó la segunda cifra más alta (58) desde que está en la NBA.

Su promedio de puntos por partido lo ubica como el tercer mejor jugador en la NBA en ese departamento. Sólo lo superan los guardias DeMar DeRozan (Toronto) y Damian Lillard (Portland). En comparación con el mismo Durant, su registro es superior en 3.2 unidades por encuentro. Además, se convirtió en el primer basquetbolista en la historia de la NBA que registró más de 100 puntos, 30 rebotes y 30 asistencias en los primeros tres juegos de la temporada.

“Soy un competidor nato, nunca estoy conforme. No me fijo en los números, mi mentalidad está en el siguiente enceste, en dar la siguiente asistencia o hacer un robo de balón. En Golden State siempre hablan un montón de basura, este año no ha sido la excepción. Espero encontrarlos en los playoffs para callarles la boca”, dijo Westbrook, el miércoles pasado en conferencia de prensa, después de que Oklahoma City derrotó a los Clippers.

Un día después se enfrentó a los Warriors por primera vez desde los playoffs pasados. Durant fue el responsable de su marca y lo limitó a 20 puntos, su menor cifra en lo que va de la campaña, mientras que el delantero anotó 39 unidades, su mayor registro desde que fichó por los Warriors.

“Jugar contra Russell siempre ha sido duro. Te exige hacerlo a máxima velocidad y en el mejor nivel. Él empezó encendido al hacer tiros que no sabíamos cómo defenderlos, pero luego lo pude controlar. Esa fue la clave durante todo el partido, luego el equipo se enrachó con los triples y pudimos ganar ”, dijo Durant a la agencia AP, al terminar el encuentro en el que Golden State le quitó el invicto a Oklahoma.

El desempeño de Westbrook contrasta con el aporte del resto del equipo. Victor Oladipo, quien llegó para suplir a Durant, promedia 15.5 unidades por juego, pero en rebotes, asistencias y robos, registra menos de cuatro. Steven Adams, centro de la franquicia, acumula la misma cantidad de rebotes que el base (9), pero sólo aporta 11 puntos. Los guardias André Roberson y Domantas Sabonis, los otros dos integrantes de la quinteta titular, promedian menos de seis puntos.

“Russell siempre hace una diferencia, es uno de los mejores en la Liga. Lo que tenemos que encontrar es la fórmula para que no dependamos de él. El resto del equipo debe ayudarlo, crearle espacios. Que tenga minutos de descanso es una prioridad para la organización”, dijo Billy Donovan, coach del Thunder, tras la derrota ante los Warriors.

PIERDEN ESTRELLAS
Westbrook es el único sobreviviente del cuarteto conformado por Durant, James Harden, Serge Ibaka y el mismo base, quienes llevaron al Thunder a las finales del 2011-12, la única de su historia. El primero en irse de la franquicia fue Harden, quien fichó por Houston en 2013. Le siguieron Ibaka y Durant, quienes se fueron a Orlando y Golden State, respectivamente, al final de la temporada pasada.

En la lista de los mejores cinco anotadores de la Liga, además de Westbrook, se encuentran Durant y Harden. Mientras que Ibaka promedia 14.3 puntos por encuentro, su segunda mayor cifra desde que juega en la NBA.