AFTEROFFICE
culturas

Rothko y Koons encabezan subasta en NY

La casa de subastas Sotheby's vendió ayer otras dos pinturas de Mark Rothko por un total de 76 millones de dólares. Asimismo, una escultura reflectante de la luna de Jeff Koons está entre los platos fuertes.
AP
11 noviembre 2014 14:20 Última actualización 11 noviembre 2014 14:23
"No. 21 (rojo, marrón, negro y naranja)", de Rothko, podría facturar más de 50 millones de dólares este martes por la noche. (AP)

"No. 21 (rojo, marrón, negro y naranja)", de Rothko, podría facturar más de 50 millones de dólares este martes por la noche. (Reuters)

NUEVA YORK.- Una radiante pintura de Mark Rothko y una escultura reflectante de la luna de Jeff Koons están entre los platos fuertes en el segundo día de subastas de arte de posguerra y contemporáneo en Nueva York.

No. 21 (rojo, marrón, negro y naranja), adquirida por los benefactores de arte Pierre y Sao Schlumberger directamente del patrimonio de Rothko, podría facturar más de 50 millones de dólares este martes por la noche en Sotheby's.

La obra abstracta de 1951 se ofrece al día siguiente de que la casa vendió otras dos pinturas de Rothko por un total de 76 millones de dólares. El récord actual para el artista en subasta es de 86.8 millones de dólares, por Naranja, rojo, amarillo.

La casa también espera vender el martes la Luna (amarilla) de Koons por entre 12 y 18 millones de dólares. Es una de cinco esculturas de la luna tipo espejo que Koons creó en distintos colores. Una versión rosada se exhibió recientemente en una retrospectiva del artista en el Museo Whitney de Arte Estadounidense.

La obra de 3.35 metros (11 pies), hecha en acero inoxidable, podría despertar gran interés. El año pasado Koons se convirtió en el artista vivo más caro cuando su Perro globo (naranja) fue adquirido por 58.4 millones de dólares.

Entre otros lotes destacados está la obra de Andy Warhol de 1974 Un grupo de cuatro retratos de Sao Schlumberger, con precio de venta estimado en entre 2 y 3 millones de dólares. Schlumberger murió en 1986 y su esposa en el 2007. Ambos fueron figuras centrales en las sociedades de Nueva York y París que ayudaron a financiar la restauración de Versalles.