AFTEROFFICE
deportes

Roma rechaza candidatura de JO 2024

La nueva alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, puso fin a la candidatura de la ciudad para los Juegos Olímpicos del 2024 diciendo que el evento enterraría a la capital italiana bajo montañas de deuda y toneladas de cemento.
Agencias
21 septiembre 2016 17:32 Última actualización 21 septiembre 2016 17:51
"A la luz de la información que tenemos, estos Olímpicos no son sustentables. Sólo nos traerán endeudamiento", afirmó Raggi. (Reuters)

"A la luz de la información que tenemos, estos Olímpicos no son sustentables. Sólo nos traerán endeudamiento", afirmó Raggi. (Reuters)

ROMA.- La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, rechazó este miércoles la candidatura de la ciudad para los Juegos Olímpicos de 2024, sepultando por completo las aspiraciones de la capital italiana por segunda vez en cuatro años.

Si es aprobado por la asamblea de la ciudad, el rechazo de Raggi dejaría a Los Ángeles, París y Budapest, Hungría, en la carrera por los Juegos de 2024. El Comité Olímpico Internacional (COI) decidirá sobre la ciudad sede en septiembre de 2017.

En una conferencia de prensa en el ayuntamiento, Raggi dijo que sería financieramente "irresponsable" llevar la candidatura más lejos, dado que la ciudad apenas es capaz de conseguir que funcione el servicio de limpia. También destacó las deudas en las que han incurrido las sedes olímpicas anteriores.

"A la luz de la información que tenemos, estos Olímpicos no son sustentables. Sólo nos traerán endeudamiento", afirmó Raggi. La alcaldesa elaboró una moción para retirar la candidatura y la presentó ante la asamblea de la ciudad el miércoles.

"Será la asamblea de la ciudad, el órgano soberano y elegido democráticamente, el que expresará su posición", sostuvo Raggi. "Hemos ilustrado nuestra posición política hoy. Si es aceptada por la asamblea nos ocuparemos de las consecuencias (para su formalización)".

Raggi tenía programado reunirse con el presidente del Comité Olímpico de Italia (CONI por sus siglas en italiano), Giovanni Malago, antes de hacer pública su decisión, pero 45 minutos después de la hora fijada para comenzar la reunión, Malago y el resto de la delegación dejaron el ayuntamiento diciendo que Raggi no se presentó.

Su rechazo marca la segunda ocasión que Roma se retira de una candidatura olímpica en los últimos cuatro años, luego de que el entonces primer ministro, Mario Monti, detuvo los planes de la ciudad para competir por la sede de 2020 debido a problemas financieros.

"Perdemos toda credibilidad", declaró Malago, descartando una posible candidatura para los Juegos de 2028, inclusive de otra ciudad italiana. "Van a pensar que la gente en Italia no es seria".

Raggi, quien fue electa en junio en representación del movimiento 5-Star en contra del sistema, hizo campaña con el mensaje de que una candidatura olímpica no era sustentable para una ciudad que está batallando para superar años de corrupción y servicios públicos deficientes. Afirmó que sólo estaba siendo coherente con su posición de campaña.

La candidatura de Roma fue aprobada por la asamblea de la ciudad el año pasado con 38 votos a favor y sólo seis en contra, lo que significa que Raggi podría tener que someter el tema a otra votación para finalizar de manera oficial la candidatura. El COI exige a las candidaturas contar con el apoyo del gobierno y la ciudad.

El anterior alcalde de Roma, Ignazio Marino, quien fue obligado a renunciar por un escándalo por cuentas de gastos, apoyó la candidatura. Y el primer ministro Matteo Renzi ha sido un gran fanático de la misma desde que ayudó a lanzarla en 2014, aunque ha dicho que estaría condenada si la alcaldesa no la apoya.

Un presupuesto de 24 millones de euros (27 millones de dólares) fue asignado — gran parte gastado — para el comité de la candidatura, aun cuando el titular de la misma, Luca Cordero di Montezemolo, no tiene un salario.

El rechazo de Raggi es otra cachetada a la denominada "Agenda 2020" del COI, elaborada con el fin de que el proceso de postulación y organización de las justas sea más flexible y menos oneroso.

"Roma pudo postularse luego que el COI modificó las reglas con la Agenda 2020 y redujo los costos de presentar una candidatura", indicó Malago.