AFTEROFFICE

Rodman confirma partido en homenaje a Kim Jong Un

01 febrero 2014 3:36 Última actualización 06 enero 2014 11:30

  [El equipo de Rodman incluye a los exestelares de la NBA Kenny Anderson, Cliff Robinson y Vin Baker. /Reuters] 


 
AP
 
 
El ex jugador de la NBA Dennis Rodman dijo que el encuentro de exhibición que tendrán él y otras antiguas estrellas de la liga en Corea del Norte será un "regalo de cumpleaños" para un aficionado inesperado, Kim Jong Un.
 
 
El equipo de Rodman incluye a los exestelares de la NBA Kenny Anderson, Cliff Robinson y Vin Baker, y jugará contra un equipo de Corea del Norte este miércoles, cuando se festeje el cumpleaños de Kim.
 
 
Entre otros jugadores de la NBA que llegaron a Pyongyang también están Eric "Sleepy" Floyd, Doug Christie y Charles D. Smith, quien jugó para los Knicks de Nueva York.
 
 
Rodman expresó su felicidad de estar en Corea del Norte, pese a afirmar que recibió amenazas de muerte pos sus continuas visitas. Asimismo, aseguró que la recaudación del encuentro será donado para asistir a sordos coreanos.
 
"El mariscal está tratando de cambiar a este país de gran forma", dijo Rodman en referencia a Kim, usando en título oficial del gobernante. "Creo que la gente pensó que esto era una broma y que Dennis Rodman sólo estaba haciendo esto por fama y fortuna".
 
 
La exestrella de la NBA, quien ha recibido tratos excepcionales, es el estadounidense más conocido que se reúne con el mandatario norcoerano desde que heredó el poder de su padre, Kim Jong Il, quien murió a fines de 2011.
 
 
Rodman viajó a Corea del Norte por primera vez en febrero pasado para filmar un documental para la cadena HBO. Después de reunirse con Kim, Rodman lo llamó "amigo de toda la vida" y regresó poco antes de Navidad para preparar a un equipo de basquetbol local, aunque en esa ocasión no se reunió con el dirigente.
 
 
Estados Unidos mantiene su distancia con Corea del Norte debido a su programa de armas nucleares. El basquetbolista ha sido criticado por no hablar del historial de derechos humanos del país asiático, considerado como uno de los peores por los activistas, el Departamento de Estado y desertores norcoreanos.