AFTEROFFICE
deportes

Rockets de Houston
están a la venta

El equipo texano, valorado en mil 650 millones de dólares, será puesto a la venta por su dueño, Les Alexander; en él han jugado astros como el chino Yao Ming, James Harden y Charles Barkley.
Eben Novy-Williams | Bloomberg
17 julio 2017 16:35 Última actualización 17 julio 2017 17:0
Rockets de Houston

(Bloomberg)

El multimillonario Les Alexander dijo este lunes en una entrevista telefónica que está vendiendo el equipo de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) de Estados Unidos. 

Alexander dijo que él mismo manejará la venta, sin la ayuda de un banco y refirió cualquier otra pregunta al equipo.

Los Rockets están valorados en mil 650 millones de dólares, según el ranking anual de la revista Forbes. Eso lo coloca en el octavo lugar de las franquicias más caras de la NBA.

El anuncio se produce a medida que los valores de las franquicias entre los principales deportes profesionales se disparan. En los últimos cinco años se han realizado varias transacciones récord en la NBA, coronadas por la adquisición de los Clippers por parte de Steve Ballmer, que pagó 2 mil millones de dólares por el equipo de Los Ángeles.

Historia.
Los Rockets fueron creados en 1967 en San Diego, California y entraron en la NBA en el Draft de 1967.

En 1971, Wayne Duddleston y Billy Goldberg compraron la franquicia por 5.6 millones de dólares para llevarla a Houston, Texas.


Los Rockets recientemente le otorgaron a su estrella James Harden el contrato más grande en la historia de la NBA, una extensión de cuatro años en un acuerdo de 228 millones de dólares. Los Rockets también adquirieron recientemente al nueve veces All Star Chris Paul.

Los Rockets son uno de los equipos más populares de la NBA en Asia, gracias, en gran parte, al ex All Star Yao Ming, un ciudadano chino que jugó para el equipo.

Los Halcones de Atlanta fueron el último equipo de la NBA que se vendió, obteniendo un precio de 730 millones de dólares de Tony Ressler. Esa venta también incluyó 120 millones de dólares en deuda de su estadio.