AFTEROFFICE
deportes

River Plate deberá mostrar su grandeza en Libertadores

El equipo argentino confía en terminar con una sequía de 19 años para buscar su tercer título de la Copa Libertadores ante unos Tigres que tienen sed de triunfo y sueñan con inscribir su nombre como el primer equipo mexicano que logra ingresar a la selecta lista de campeones continentales.
Ma. del Refugio Melchor
04 agosto 2015 23:5 Última actualización 05 agosto 2015 15:21
Club de gran tradición, River Plate vive una segunda época dorada y un idilio muy especial con sus fanáticos. (Reuters)

Club de gran tradición, River Plate vive una segunda época dorada y un idilio muy especial con sus fanáticos. (Reuters)

En una final histórica, River Plate confía en terminar con una sequía de 19 años para buscar su tercer título de la Copa Libertadores ante unos Tigres que tienen sed de triunfo y sueñan con inscribir su nombre como el primer equipo mexicano que logra ingresar a la selecta lista de campeones continentales.

Con 35 campeonatos locales, los Millonarios apenas cuentan con los títulos de 1986 y 1996 en la justa sudamericana, por eso su urgencia de ganar en casa un tercer trofeo, señala Sebastián Varela del Río, periodista del diario Clarín.

“No ha generado lo que Boca, Independiente, Estudiantes, una mística internacional. Siempre fue de tener grandes equipos, arrasar en el torneo local, pero la Copa Libertadores siempre le fue esquiva, por eso ahora es importantísimo para River porque es el torneo más difícil para ellos justamente”, señala.

FINAL COPA LIBERTADORES
RIVER PLATE VS. UANL
20:00 HORAS
TV: FOX SPORTS 2

Club de gran tradición, River Plate vive una segunda época dorada y un idilio muy especial con sus fanáticos. El descenso de 2011 le hizo reconquistar a sus aficionados; con su impulso regresó por la puerta grande para ganar la Liga y la Copa Sudamericana en 2014.

La locura es total. El especialista cita los precios de reventa: dice que por una platea para cuatro personas se piden hasta cuatro mil 500 dólares en el mercado negro.

River pudo superar la crisis y salió fortalecido y hoy hace honor a su pasado. “Es como la Casa Blanca del futbol argentino, es una suerte de Real Madrid en Sudamérica. Es el club que simboliza la esencia del buen juego, la historia y todo lo que tiene que ver con los mejores jugadores del futbol argentino”, afirma Varela del Río.

Grandeza que tuvo desde su origen y marcó al futbol mundial en 1942 cuando construyó el primer gran equipo de futbol que conquistó seguidores por su brillante juego. “Fue el primer gran equipo de la historia del futbol argentino, la Máquina de River hay quien asegura fue uno de los mejores del futbol sudamericano y del mundo por la categoría del juego, por el nivel de futbol que ofrecía”, agrega.

Entonces comandados por el técnico Renato Cesarini, River maravilló con una quinteta de atacantes que desplegaban un futbol ofensivo: Juan Carlos Muñoz, José Manuel Charro Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau desarrollaron un futbol de ataque, de mucho toque.

“Aquella Máquina marcó una historia grande en el futbol argentino, más que por los títulos, por la estética de juego que ofrecía. Entre los cinco, seis mejores grandes de la historia del futbol argentino seguro está la Máquina”, destaca el periodista. Esa alineación la cuentan de memoria los viejos hinchas, después de todo fueron los iniciadores del estilo argentino.

Pero además de ser grandes jugadores también tuvieron su lado bohemio, refiere Varela del Río. “Era un futbol de arrabal, con jugadores que tenían otra bohemia, iban a los clubes de tango de esa época. Se decía esa frase histórica: ‘se comían los fideos y se iban a jugar futbol y en las noches terminaban en las Milongas’. Una época muy bonita de Buenos Aires”.

Ese River Plate conquistó al mundo futbolístico como lo hace hoy el Barcelona. El moderno se forjó en otras circunstancias, con el histórico Enzo Francescoli en la gerencia y Marcelo Gallardo en la dirección técnica están cerca de escribir otra página brillante, pero en Argentina reconocen que tendrán una dura batalla en la final de la Copa Libertadores.

Tigres es un equipo muy serio, con dos delanteros tremendos como Sobis y Gignac, es un rival de temer, es un gran rival que demostró que está a la altura de River perfectamente”, concluye el especialista.