AFTEROFFICE
deportes

Río 2016, los juegos del… ¿trueque?

Necesitadas de dinero, las Olimpíadas de Río 2016 secan a relucir su ingenio con los patrocinios, ofrecen acuerdos de canje cifra récord de más de 60% para reunir los 3 mil millones de reales de ingresos por patrocinios locales que se necesitan para financiar los Juegos.
Bloomberg
30 octubre 2015 22:37 Última actualización 01 noviembre 2015 5:0
Río de Janeiro

Dada la debilidad de la economía, las empresas no sólo son reacias a desembolsar efectivo por el derecho a asociarse a las Olimpíadas 2016. (Bloomberg)

Como Brasil sufre la peor recesión en una generación, los organizadores de las Olimpíadas de Verano 2016 ofrecen acuerdos de canje a los posibles patrocinadores… y descubren que les resulta más fácil convencerlos que con suculentos pagos en efectivo.

Siguiendo el ejemplo de los juegos de verano anteriores, cuando Londres, todavía golpeado por las secuelas de la crisis financiera de 2008, estructuró aproximadamente la mitad de sus patrocinios como acuerdos de canje, Río cada vez más se vuelca a acuerdos para “pagar en especie”. Río había planeado un convenio de 50-50 pero los organizadores ahora recurren a un canje récord de más de 60 por ciento para reunir los 3 mil millones de reales de ingresos por patrocinios locales que se necesitan para financiar los Juegos.

Es lógico. Dada la debilidad de la economía, las empresas no sólo son reacias a desembolsar efectivo por el derecho a asociarse a las Olimpíadas 2016 sino que además tienen capacidad ociosa a la que los organizadores olímpicos pueden darle un buen uso.

“Que yo ahora vaya a una compañía y le diga: ‘Ey, saque dinero de su cuenta de banco y démelo’ es una conversación muy difícil”, dijo el máximo responsable comercial de Río 2016, Renato Ciuchini. “Empezamos a ver al pago en especies como una tratativa más fácil”.

PAGAR EN ESPECIA

A falta de suficiente efectivo, los organizadores tratarán de llegar a más acuerdos como el que hace poco firmaron con Aliansce Shopping Centers. Río 2016 tendrá miles de espacios para estacionar autos cerca de los juegos a cambio de permitir que las tiendas luzcan letreros de las Olimpíadas.

“Es valioso para Río 2016 y también para nosotros”, señaló Ana Paula Niemeyer, responsable de comercialización de Aliansce Shopping. “Sin duda, podemos satisfacer una necesidad que ellos tienen y para nosotros es una oportunidad de utilizar una marca muy fuerte”.

No accedió a revelar el valor del acuerdo.

De manera similar, la compañía brasileña de alquiler de autos Localiza firmó contrato como patrocinador. Aportará unos 150 autos Nissan para la caravana de relevo de la antorcha olímpica que recorrerá el país durante 95 días y a su vez aprovechará su relación con las Olimpíadas para atraer turistas extranjeros a sus vehículos de alquiler, dijo Herbert Viana, responsable de marketing. El logo de las Olimíadas 2016 colgará de los mostradores de los locales de alquiler de autos y está en preparación una campaña olímpica en medios impresos y digitales.

Antes de que comiencen los juegos, se habrá firmado contrato con diez nuevos socios, aunque los organizadores no prevén que puedan seducir a otro patrocinador de primer nivel como Nissan, dijo Ciuchini. El mes pasado los organizadores dijeron que iban a reducir la magnitud de algunas operaciones para asegurarse de no superar el presupuesto de 7.400 millones de reales del evento.

Una posible complicación es que la moneda brasileña cayó 43 por ciento en los últimos 18 meses. El valor de los patrocinios de Río en dólares era de US$1.000 millones cuando se hicieron las cuentas en diciembre. Esa cifra es de sólo US$740 millones al día de hoy. Como todos los contratos se pagan en reales, los socios extranjeros podrían obtener más por su dinero, porque el valor de los bienes aumentó en términos locales.