AFTEROFFICE
buena vida

Riedel, el experto en cristalería, presenta sus recientes creaciones

Casa fundada en 1756 y conocida por contar con diseños para degustar varietales específicos, lanzó al mercado nuevos productos entre los que sobresalen la Copa O para champaña y un vaso para Coca-Cola.
Sandra Aguilar
27 abril 2014 22:25 Última actualización 28 abril 2014 5:0
Lo que hace especiales a las copas, vasos y decantadores Riedel, no sólo es su forma, sino también el material con el que son confeccionados. (Cortesía)

Lo que hace especiales a las copas, vasos y decantadores Riedel, no sólo es su forma, sino también el material con el que son confeccionados. (Cortesía)

La empresa austriaca más importante del mundo en lo que al cristal se refiere, sigue generando una revolución en el arte de crear copas y vasos, pero sobre todo, en el disfrute de las bebidas espirituosas y hasta aquellas tan simples como el agua natural.

Riedel, casa fundada en 1756 y conocida por contar con diseños para degustar varietales específicos, lanzó al mercado nuevos productos entre los que sobresalen la Copa O para champaña y un vaso para Coca-Cola.

Lo que hace especiales a las copas, vasos y decantadores Riedel, no sólo es su forma, sino también el material con el que son confeccionados. Esta empresa austriaca entendió y aprovechó sus conocimientos sobre el efecto positivo de agregar óxido de plomo a la composición del vidrio (cuarzo, tiza, soda y potasio) en un 24 por ciento.

Con ello logró crear copas que fueran no sólo finas, delicadas y sin ornamentación, sino que resaltan los aromas y sabores de las bebidas.

A pesar de que el plomo es considerado uno de los elemento dañinos para la salud, Riedel lo integra a la estructura molecular del vidrio, con lo que cumple con los estándares mundiales para su uso diario.

La aspereza microscópica de la superficie de las copas de cristal permite al vino expresar aromas más intensos, lo que aumenta el placer de su disfrute. Con esto superaron a la competencia, que se enfocaba más en la estética y no en la función de la cristalería de mesa.

En 1958, con la copa Burgundy Grand Cru, la marca se convirtió en la preferida para los amantes del vino en el mundo e inició la famosa colección Sommeliers de vidrio.

1
DECANTADOR POR TITANIO BOA

Frasco de cristal óptico soplado con tecnología de “doble decantado” para acelerar la oxigenación del vino mediante la creación de un vacío en el interior del recipiente. Capacidad: 1500 mililitros.

Copa

Riedel fue artífice de una nueva revolución en el arte del buen beber, al presentar en 2006 las llamadas Copas O, caracterizadas por no tener tallo. Esta línea, al principio, fue muy cuestionada por los amantes del vino, pero después fue aceptada por la funcionalidad de esta creación del actual CEO Maximilian Riedel.

Se cree que las copas tienen que ser sostenidas del tallo o de la base del mismo con el fin de no calentar el vino y para no mezclar sus aromas con los de las manos, cosa que pasó a segundo plano al comprobar que es un producto cómodo, un vaso fácil de utilizar, adaptado a cualquier lavavajillas, cesta para días de campo, minibar o cocina pequeña.

La Copa O Champagne, cuenta con una silueta más elegante de apariencia informal, que también es apta para el vino espumoso o una cava española.

La otra innovación del 2014 es el vaso Coca-Cola, inspirado en las formas curveas de la original botella de refresco, forma creada mediante el método de ensayo y error por un panel de expertos de la industria.

1
VASO COCA-COLA

Capturan las notas, el aroma y el sabor distintivos del refresco de cola y crean una experiencia sensorial distinta. Capacidad: 480 mililitros.

Copa