AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Revitalización al instante

Con la vida sedentaria, nutrición inadecuada y el estrés, los signos de la edad aparecen a edades cada vez más tempranas, por lo que regenerar tu cuerpo de adentro hacia afuera es posible con un par de tratamientos generados por él mismo.
Lizbeth Hernández
16 noviembre 2017 23:55 Última actualización 17 noviembre 2017 5:0
cosmética

(Especial)

Los avances de la medicina genómica no escapan al terreno de la estética. Tratamientos como la terapia celular y el cultivo de fibroblastos no sólo ayudan a mejorar su físico, sino también son útiles para optimizar el funcionamiento de su organismo.

Si sufre de cansancio crónico, nota que su piel luce marchita, sin elasticidad o firmeza, esto le interesa. Con la terapia celular su cuerpo automáticamente funciona mejor. Disminuye el envejecimiento, mejora las capacidades físicas y mentales, y el sistema inmunológico trabaja adecuadamente.

“Además de retrasar el paso del tiempo, la terapia optimiza el funcionamiento de las células para ayudar a la prevención de enfermedades, especialmente las degenerativas”, explica la doctora Marimar Guerra, especialista en medicina genómica y directora de Medae Life Science.

Este tratamiento es útil a partir de los 30 años. Con factores como la vida sedentaria, nutrición inadecuada, el estrés y la constante exposición al sol, los signos de la edad aparecen a edades cada vez más tempranas.

1
 

 

cosmética
¿QUÉ COMBATEN?
Agotamiento
Ayuda en padecimientos de tensión arterial
y estrés
Mejora el sueño
Estimula la libido
Mejora las facultades cognitivas


Guerra asegura que su nivel de efectividad es alto, porque en la medicina genómica se trabaja de dentro hacia afuera. Todos los tratamientos son personalizados y no invasivos, sólo se trata de inyectar células.

“Se hacen con las células de cada paciente, lo que garantiza los resultados. Lo más importante es que los efectos se notan de una forma natural y le dan mucha vitalidad a la piel”, agrega.

La experta señala que con el tratamiento de fibroblastos se realiza un cultivo para multiplicarlos y después los infunden en el cuerpo del paciente, lo que beneficia el incremento de la producción de colágeno y elastina.

“Es importante señalar que no provocan reacción alérgica o de rechazo, porque son los cultivos celulares de la misma persona a la que se los extrajeron”, añade.

Los fibroblastos van envejeciendo y su acción se va entorpeciendo hasta que ya no producen colágeno ni elastina, la piel va perdiendo lozanía y elasticidad, esa es la razón de las primeras apariciones de líneas de expresión, y de las arrugas profundas después.

Ambos tratamientos se recomiendan una vez al año, aunque en el de fibroblastos la periodicidad se puede extender. La terapia celular tiene un precio que parte de los 7 a los 20 mil pesos; mientras que el de fibroblastos va de los 20 a 40 mil pesos. Consulte www.medae.mx.