AFTEROFFICE
deportes

Retrasan un mes pago de becas de la Conade de cara a los Panamericanos

Un duro golpe recibió el deporte mexicano con la reducción presupuestaria. El recorte adicional del 25 por ciento para 2015 y el retraso de los recursos afectan los pagos a los atletas de alto rendimiento. Los deportistas afectados ya se quejaron en las redes sociales, pero por el momento no hay solución.
Ma. del Refugio Melchor S.
01 marzo 2015 21:28 Última actualización 02 marzo 2015 5:0
“El año pasado teníamos un presupuesto de 4 mil 225 millones de pesos, para el 2015 es de 2 mil 744 millones" señala Acra Alva, subdirector de la Conade. (Cuartoscuro/Archivo)

“El año pasado teníamos un presupuesto de 4 mil 225 millones de pesos, para el 2015 es de 2 mil 744" señala Acra Alva, subdirector de la Conade. (Cuartoscuro/Archivo)

El deporte mexicano sufrió un duro golpe con la reducción presupuestaria, el recorte adicional del 25 por ciento para 2015 y el retraso de los recursos afectan los pagos a los atletas de alto rendimiento. “Hay un atraso en la administración de los pagos tanto a entrenadores como a deportistas que además viven al día y es muy lamentable que estemos retrasando sus pagos”, señaló Carlos Alberto Acra Alva, subdirector general de la Conade.

Los deportistas afectados se quejaron en las redes sociales, pero por el momento no hay solución, explica el directivo. “Quiero mencionar que esto funciona a mes vencido, ahorita febrero no les hemos pagado y mientras no se termine el mes no se puede pagar; debemos enero, pagamos noviembre y diciembre porque todavía no se ha liberado el recurso para pagar las becas y otros adeudos que tenemos”.

El retraso preocupa, principalmente, por la cercanía de los Juegos Panamericanos Toronto 2015. Con 30 años en la administración pública y seis meses en el cargo, Carlos Alberto Acra Alva desglosa los problemas de presupuesto que sufre el organismo.

“El año pasado teníamos un presupuesto de 4 mil 225 millones de pesos, para el 2015 es de 2 mil 744 millones, una reducción del 35 por ciento”, señala. Con adeudos pendientes por 500 millones de pesos y un recorte adicional por el programa de austeridad, ahora el objetivo es repartir bien los recursos.

“El reto para 2015 es cómo vamos a trabajar, con qué programas y acciones, porque el recurso viene de acuerdo a un techo presupuestal que no obedece a la realidad de la Conade en cuanto a los programas, acciones, proyectos, incluso los eventos deportivos”, refiere el funcionario.

Ahora el problema radica en que en la dependencia trabajan 800 empleados, sus instalaciones son austeras y como el dinero no alcanza se deben encontrar nuevas formas de hacerlo rendir. Acra Alva pone como ejemplo la organización de la Olimpiada Nacional, en la que ahora los gobiernos estatales participan hasta con un 50 por ciento de los gastos de operación.

Asegura estar comprometido con la transparencia y la rendición de cuentas, ya que el presupuesto se reparte a 62 federaciones de acuerdo a su importancia. “Con todo respeto no es la misma clientela, se le da más a las Olímpicas; obviamente las que tienen prioridad son las que dan más medallas que es el caso de natación, tiro con arco, taekwondo, atletismo, ciclismo”.

Para agravar los problemas se deberá pagar la multa de cinco millones de dólares a la Federación Internacional de Natación (FINA) por la cancelación del Mundial 2017, aunque el directivo asegura que no hubo más remedio porque el gobierno federal no tenía los recursos para cubrir los mil 300 millones de pesos que se requerían para su organización, ya que la anterior administración no consiguió patrocinios.

A esto se suma que los empresarios dejaron de apoyar a los atletas de alto rendimiento. “Por el momento no hay inversión privada… Creo que lo que ha pasado en México en los últimos años es la falta de credibilidad y de confianza que hay de los empresarios, personas físicas, en la buena disposición de ese recurso”, agrega el funcionario.

Sin embargo, Carlos Alberto Acra Alva asegura que esta situación no debe afectar la preparación u objetivos de los atletas. “No hay por qué alarmarse, los deportistas siempre están al filo de la navaja entre ganar o perder una medalla, son unos guerreros, creo que no debe afectar el rendimiento ni los resultados deportivos la reducción presupuestal”.