AFTEROFFICE
culturas

'Resurrección', de Mahler, la partitura más cara de la historia

El manuscrito de la 'Sinfonía No. 2 Resurrección' de Gustav Mahler se vendió por 4.5 millones de libras esterlinas (5.6 millones de dólares), un nuevo récord para un manuscrito musical, según la casa de subastas Sotheby's de Londres.
Agencias
29 noviembre 2016 19:26 Última actualización 29 noviembre 2016 19:52
Mahler la conservó en vida, y, en 1920, su viuda Alma la donó al director Willem Mengelberg. (AFP)

Mahler la conservó en vida, y, en 1920, su viuda Alma la donó al director Willem Mengelberg. (AFP)

Una partitura de la Sinfonía Nº2 del compositor austriaco Gustav Mahler se convirtió este martes en el manuscrito musical más caro del mundo al subastarse en Londres por 4.5 millones de libras (5.6 millones de dólares).

La partitura de Mahler (1860-1911) contiene numerosas ediciones y anotaciones del músico, que la escribió a finales del siglo XIX, y superó el anterior récord de 2.5 millones de libras, alcanzado por nueve sinfonías de Mozart en 1987.

El manuscrito de 232 páginas de la Resurrección, como se conoce a la Sinfonía Nº2, era propiedad del empresario estadounidense recientemente fallecido Gilbert Kaplan, que se obsesionó con la pieza tras escucharla en un concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, en 1965.

Al empresario no le importaba demasiado la música clásica hasta aquel día. "Zeus lanzó su rayo. Salí de aquel teatro siendo una persona diferente", explicó en una ocasión.

Mahler la conservó en vida, y, en 1920, su viuda Alma la donó al director Willem Mengelberg con ocasión del primer Festival Mahler de Ámsterdam.

Tras pasar por un par de manos más, Kaplan la adquirió en 1984. Nunca hasta este martes había salido a una venta pública y se conserva tal y como Mahler la dejó escrita.

"La partitura se ha mantenido en su estado original", con alteraciones y notas hechas en su mayoría en lápiz azul, "reflejando y revelando cómo Mahler creó la estructura final de su obra", explicó la casa de subastas, que no reveló la identidad del comprador.

En la misma subasta, una partitura supuestamente autografiada por Ludwig van Beethoven, cuya autenticidad se había puesto en duda, se quedó sin comprador.

El manuscrito de Allegretto en B Minor para Cuarteto de Cuerdas salió a subasta con un precio inicial de 150.000 libras.

UNA DE LAS GRANDES SINFONÍAS DE SU ÉPOCA
Es la primera partitura manuscrita de Mahler en salir a subasta desde 1959. Desde entonces, tampoco había salido a la venta ninguna sinfonía completa manuscrita de los grandes compositores románticos -Johannes Brahms, Piotr Ilitch Tchaikovsky o Anton Bruckner, además de Mahler.

Mahler empezó a escribirla en 1888, cuando no había estrenado todavía su Sinfonía nº1, y fue "la primera gran obra que vio al compositor enfrentarse a los temas universales de la vida y la muerte, tan característicos de su obra", explicó la casa de subastas londinense.
La obra se estrenó en Berlín en 1895. Afectado por la pérdida de varios hermanos cuando era pequeño, Mahler hizo de la muerte uno de sus temas favoritos.

"La sinfonía 'Resurrección' tiene puntos en común con un Réquiem, y reúne numerosas citas de compositores del siglo XIX, incluyendo a Beethoven", resume el Carnegie Hall en su descripción de la pieza.

En una carta escrita en 1896, el compositor describió el desenlace de la sinfonía en estos términos: "no hay Juicio Final, no hay almas salvadas ni condenadas; ¡No hay hombre justo, no hay malhechor, no hay juez! Todo ha dejado de ser. Y comienza suavemente y simplemente allí: "Aufersteh'n, ja aufersteh'n" (el coro de la Resurrección: "Levántate de nuevo, sí, levántate").

La Sinfonía nº2 está considerada una de las mejores de su tiempo, una composición monumental que demanda una orquesta de 100 músicos, más un coro. Aquí en la versión del director Gustavo Dudamel.