AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Renee Goust: de cumbia
y sazón

La dualidad es la constante que marca la vida de esta cocinera que canta y cantautora que cocina y quien afirma que su tarea es 
encontrar el balance perfecto de sabores y sonidos.
Lizbeth Hernández
06 noviembre 2017 22:15 Última actualización 07 noviembre 2017 5:0
cumbia

(Especial)

Renee Goust es una cocinera que canta y una cantautora que cocina. La dualidad es la constante que marca su vida. Vivió sus primeros 17 años entre Arizona y Sonora. Tomó clases de piano y guitarra y se especializa en gastronomía mexicana y española.

“La cocina y la música responden a un mismo impulso creativo, la tarea es encontrar el balance perfecto de sabores y sonidos”, responde sobre las formas que encontró para expresarse. Decantarse por alguna especialidad le es imposible y por ello se da tiempo para ejercer las dos.

De niña conoció los sabores típicos de Sonora, los tamales, las coyotas y el salpicón avinagrado. En su adolescencia ayudó en el negocio familiar dedicado a las cocinas industriales y al catering. Ahí, la danza que su tía María ejecutaba al frente del equipo, la maravilló. Mientras estudiaba música en el Berklee College comenzó a trabajar para cocineros reconocidos como Mario Batali y Tom Valenti.

Como cantautora presenta su disco debut, Septiembre, cuyo sencillo, La cumbia feminazi, la ha hecho conocida. Como chef trabaja actualmente como la responsable del control de calidad de los cuatro negocios de cocina del matrimonio Raij y Montero: Tekoá, Txirito, El quinto pino y La vara, éste último ubicado en Nueva York y galardonado con una estrella Michelin.

Renee afirma que en ambas disciplinas busca oportunidades para demostrar que tanto la música, como la cocina pueden ser espacios de libertad para las mujeres.

Eligió a la cumbia, género musical que describe pasiones y romances con acompañamiento guapachoso, para denunciar el acoso y la violencia de la que son víctimas las mujeres.

De igual manera, alza su voz para pedir igualdad en las cocinas del mundo, asegura que las mejores cocineras también son mujeres y aún no tienen el mismo reconocimiento que los varones.

“El arduo trabajo físico de las cocinas llega a ser discriminatorio, no debería ser así, nosotras tenemos mucho más atención al detalle, eso hará que pronto se nombre a una mujer como la mejor cocinera del mundo”, comenta.

Mientras el tiempo lo permita, la chef seguirá pisando los escenarios. En la cocina, además de sus canciones, a veces, la acompañan las de Silvio Rodríguez, Patti Smith, Mercedes Sosa y Leonard Cohen.
Si está interesado en conocer su propuesta musical se presentará el 17 de noviembre, en el Foro El Tejedor de la colonia Roma.