AFTEROFFICE
deportes

Reinado alemán peligra en la Fórmula Uno

El retiro de Nico Rosberg puede marcar el final de una era de dominio de pilotos alemanes en la Fórmula Uno, tal y como el que sufrieron los brasileños, tras el fallecimiento de Ayrton Senna da Silva.
Alain arenas
27 diciembre 2016 21:16 Última actualización 28 diciembre 2016 5:0
El título de Nico Rosberg, quien se retira de la F1, significó el décimo en la historia de los pilotos alemanes desde el 2000. (Especial)

El título de Nico Rosberg, quien se retira de la F1, significó el décimo en la historia de los pilotos alemanes desde el 2000. (Especial)

Para que la escudería Sauber pudiera correr su segunda temporada en la Fórmula Uno en 1994, Peter Sauber, su fundador, convenció a los directivos de Mercedes Benz para que suministraran los motores al equipo suizo. La unión sólo se mantuvo un año, pero ésta marcó el regreso de la marca alemana a la máxima categoría del automovilismo luego de 39 años de ausencia.

“Pese a que la firma sólo regresó a la Fórmula Uno en el papel de abastecedora de motores, al mismo tiempo comenzó a apoyar a pilotos alemanes en los diferentes seriales nacionales e internacionales. Se dieron cuenta de que tenían talento en aquellas competencias. Posteriormente, cuando el equipo vuelve a tomar un lugar en el mundial de constructores (2010), es cuando impulsa a Nico Rosberg, quien fue su primer piloto que creció en las categorías inferiores”, explica Carlos Jalife, experto en automovilismo.

Rosberg permaneció siete temporadas con Mercedes y, en la última, finalmente se consagró campeón de la F1. El título significó el décimo en la historia de los pilotos alemanes desde el 2000, periodo en el que ningún otro país sumó tantos como ellos.

“Siempre hubo alemanes en el serial como Wolfgang von Trips, que se subió seis veces al podio, pero nunca pudo ganar un título. El verdadero auge de los alemanes comienza con Michael Schumacher, cuando gana sus primeras carreras con Benetton. Posteriormente se convierte en campeón mundial y sirve como ejemplo de la nueva generación de pilotos alemanes para que, en combinación con el apoyo de Mercedes en otras categorías, surjan nuevas promesas”, agrega Jalife.

El retiro de Rosberg deja a Alemania con la pérdida de uno de sus candidatos para ganar su undécimo campeonato en lo que va del nuevo milenio. Sólo Sebastian Vettel (Ferrari) tendría oportunidad para llevarse el título, aunque desde que llegó en 2015 a la escudería italiana, no ha podido superar el tercer lugar. Por si fuera poco, su monoplaza no rindió lo que el equipo esperaba en estas temporadas.

“Más allá de Vettel, los pilotos alemanes tienen esperanzas para el futuro. Mercedes recuperó a Pascal Wehrlein como piloto de pruebas y Nico Hulkenberg se fue a Renault, escudería que se beneficiaría por el cambio de reglas en el serial para el año entrante. Ambos, si dirigen sus carreras, podrían ser contendientes para el campeonato en un futuro próximo”, completa el especialista.

El primer campeonato de la máxima categoría del automovilismo que ganó un alemán fue el de Schumacher con Benetton en 1994, mismo año en el que Ayrton Senna falleció en un accidente en el circuito de Imola, Italia. El otrora integrante de McLaren fue el último brasileño que ganó un título mundial (1991) y cerró el ciclo de los campeones que nacieron en ese país. Para la siguiente campaña no hay ninguno confirmado, aunque el portal Motorsport publicó la semana pasada que Felipe Massa postergaría su retiro un año para correr una temporada más con Williams.

“El fenómeno de los brasileños es un reflejo de lo que pasa en el deporte motor en Sudamérica. Esos países construyeron campeonatos muy fuertes a nivel nacional. Muchos pilotos prefieren quedarse a correr en su país o lo más cercano a éste y ya no se arriesgan a ir a otras categorías en el extranjero, prefieren la comodidad”, menciona Jalife.

Los brasileños tampoco figuran como pilotos de pruebas para 2017 y en la GP2, división que sirve como antesala de la Fórmula Uno, tampoco hay representantes de esa nacionalidad que se perfilen para correr.

Los pilotos alemanes que se mantienen en la F1 para 2017
Sebastian Vettel, Ferrari
Nico Hulkenberg, Renault
Pascal Wehrlein, Mercedes