AFTEROFFICE

Reina Sofía de España inaugura muestra de Salvador Dalí

12 febrero 2014 4:51 Última actualización 26 abril 2013 19:36

[Bloomberg] La exposición reúne más de 200 obras.  


Notimex
 
La reina Sofía de España inauguró hoy la exposición "Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas", una de las más completas realizadas hasta el momento del artista, que nació en Figueres, noreste español, en 1904.

La reina recorrió cada una de las salas para admirar las más de 200 obras procedentes de importantes instituciones, colecciones privadas y de los tres depositarios principales de la obra de Dalí: Fundació Gala-Salvador Dalí (Figueres), Salvador Dalí Museum de St. Petersburg (Florida) y Museo Reina Sofía (Madrid).

En el emblemático Museo Reina Sofía de esta capital, todos ellos aunaron esfuerzos para ofrecer al público lo mejor de sus fondos.

La exposición, que puso ser vista recientemente en el Centre Pompidou de París, Francia, con gran éxito de público, se propone revalorizar al Dalí pintor, pensador, escritor y creador de una particular visión del mundo.

La comisaria de la exposición, Montse Aguer, afirmó: la muestra "nos ofrece la posibilidad de analizar la obra artística de Dalí y los diferentes lenguajes que utiliza. Mostrarnos sus poéticas".

Indicó que su mejor creación no se circunscribe sólo a la invención de las formas, sino además, a la invención poética.

"En este sentido, hay que destacar a Dalí como renovador del vocabulario surrealista y con un intenso empeño en la investigación del proceso representativo e interpretativo de lo observado y percibido", expuso.

Detalló que la exposición se compone de 11 secciones que contienen, además de pinturas y dibujos, material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas, películas y filmaciones de enorme importancia para entender el complejo universo del artista.

Sostuvo que el período surrealista constituye el núcleo de la muestra y hace especial hincapié en el método paranoico-crítico desarrollado por el artista como mecanismo de transformación y subversión de la realidad.

Contribuyen a la excepcionalidad de esta exposición préstamos de instituciones de primer orden, como el MoMA (Nueva York), de donde se trajo la significativa obra "La persistencia de la memoria" (1931).

El c prestó "Construcción blanda con judías hervidas (Premonición de la Guerra Civil" (1936) y de la Tate Modern llegó al Museo Reina Sofía "Metamorfosis de Narciso" (1937).

De los Musées Royaux des Beaux-Arts de Bélgica llegó "La tentación de San Antonio" (1946).

Además, el público podrá contemplar una treintena de obras que nunca antes se han visto en España como "Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano" (1931), del Centre Pompidou, París; "El Ángelus de Gala" (1935) de The Museum of Modern Art, Nueva York.

Asimismo, "Bañistas" (1928) del Salvador Dalí Museum, St. Petersburg, Florida; "Niño geopolítico contemplando el nacimiento del hombre nuevo" (1943), del museo anterior o "Symbole agnostique" (1932) del Philadelphia Museum of Art, Philadelphia.