AFTEROFFICE
deportes

Regreso de la MLB a México, sobrevalorado

El precio de los boletos para los encuentros de pretemporada que sostendrán Padres de San Diego y los Astros de Houston, el 26 y el 27 de marzo en el Estadio Fray Nano, en el sistema Ticketmaster, oscilan entre 250, el más barato, y 2 mil 150 pesos, el más caro.
Alain Arenas
22 marzo 2016 22:40 Última actualización 23 marzo 2016 5:0
Allá en Estados Unidos a los Padres o a los Astros no hay quien les pague para que vayan a jugar un partido de pretemporada. (AP)

Allá en Estados Unidos a los Padres o a los Astros no hay quien les pague para que vayan a jugar un partido de pretemporada. (AP)

Las Grandes Ligas rompieron 11 años de no tener un juego en la Ciudad de México y lo hicieron con costos de entrada que simulan los de un juego inaugural de temporada regular en Estados Unidos.

El precio de los boletos para los encuentros de pretemporada que sostendrán los Padres de San Diego y los Astros de Houston, el 26 y el 27 de marzo en el Estadio Fray Nano, en el sistema Ticketmaster, oscilan entre 250, el más barato, y 2 mil 150 pesos, el más caro. Este último es similar al del primer encuentro de temporada regular entre los mismos Padres y los Dodgers, en el que por 2 mil 166 pesos se puede obtener un lugar en primera fila detrás del dugout del Petco Park en San Diego. El costo del boletaje, ya agotado para los partidos en la Ciudad de México, incluso es superior al de un juego de pretemporada en Estados Unidos. Ayer, en el duelo entre Padres y Rangers realizado en el Peoria Stadium en Arizona (un inmueble de ligas menores), las entradas se vendieron entre 350 y 953 pesos.

“Los boletos se acabaron desde la semana pasada pese a su costo. Quizá es un fenómeno como el de la Fórmula Uno, en el que también se acabaron pronto las entradas. Es una cuestión de oferta y demanda. Allá en Estados Unidos a los Padres o a los Astros no hay quien les pague para que vayan a jugar un partido de pretemporada”, explicó Enrique Burak, periodista de beisbol de Televisa.

Según la revista Forbes, ninguna de las dos novenas figuran entre las franquicias más valiosas de las Grandes Ligas. El listado coloca a San Diego en el lugar 19 (de 30), con un costo de 890 millones de dólares; mientras Houston está ubicado en el puesto 26 con 800 mdd.

Dentro del campo de juego viven situaciones diferentes. Mientras los Astros son un equipo que viene a la alza, luego de tener un 2013 en el que acumularon 51 victorias y 111 derrotas (novena peor marca en la historia de la MLB) y un 2014 con récord de 51-92, en 2015 mejoraron a una foja de 86-76 con la que calificaron a playoffs y avanzaron hasta la ronda divisional. Por otra parte, los Padres acumulan una década sin llegar a la postemporada y en las últimas tres han perdido más juegos de los que han ganado.

Ambas franquicias son parte de los ocho equipos que jamás han ganado una Serie Mundial. La última aparición de los Padres por el título de la MLB fue en 1998, cuando fueron barridos por los Yanquis; mientras que en el único intento de los Astros, en 2005, también fueron derrotados en cuatro juegos por las Medias Blancas de Chicago.