AFTEROFFICE
buena vida

Refugio culinario 

Los productos que ofrecen sus tierras y la diversidad de platillos generada con la llegada de chefs nacionales e internacionales, hacen de San Miguel de Allende el destino gastronómico más importante de México.
Lizbeth Hernández
22 junio 2017 21:57 Última actualización 23 junio 2017 5:0
Mexicanos y extranjeros ofrecen su sazón y privilegian productos locales. (Especial)

Mexicanos y extranjeros ofrecen su sazón y privilegian productos locales. (Especial)

Desde hace cinco años es infaltable en las listas de reconocidas publicaciones de viajes. Arquitectura barroca, amplia oferta cultural, clima benévolo y paisajes espectaculares son parte de su encanto. De acuerdo con revistas especializadas, San Miguel de Allende, Guanajuato, es la primera ciudad en América Latina que se debe visitar.

La notoriedad ganada como atractivo turístico ha detonado su desarrollo como destino culinario. La propuesta gastronómica local se enriqueció con la llegada de chefs formados en cocinas internacionales. Mexicanos y extranjeros ofrecen su sazón y privilegian productos locales.

“Lo visité por primera vez hace 15 años y hoy las propuestas siguen multiplicándose y cada vez son de mejor calidad”, refiere el chef francés Guy Santoro, quien, con más de 16 años de vivir en México, sabe que la ciudad está en un sitio favorecido por la riqueza de su tierra y la calidad de sus ingredientes.

En sus campos se gesta una fiesta de sabor y color. Ahí se cultivan verduras y frutos de la mejor calidad, se multiplican los huertos orgánicos y los criaderos de animales bajo estrictas medidas de sanidad, lo que se traduce en excelente materia prima para llevar a la mesa.

Eso fue parte de lo que conquistó a Matteo Salas para decidir establecerse ahí. Cuenta con un par de restaurantes que son referente de la cocina de la región: Áperi y Jacinto 1930, lugares visitados por una clientela cautiva, ávida de nuevas experiencias como la Mesa del chef, que el cocinero italo-mexicano ofrece a sus comensales.

Matteo prepara un menú sólo para 12 personas. La mesa está junto a su cocina, desde donde sorprende al paladar, se divierte, crea y convive con sus invitados a cenar, con quienes comparte lo mejor de sus técnicas culinarias aprendidas en Europa.

“Estoy enamorado de este lugar y sus productos, del lechón de Celaya, las fresas de Irapuato, el xoconostle y la pitaya que se dan aquí. Nos esforzamos para enaltecer su sabor con nuestras preparaciones”, explica sobre su propuesta dirigida al consumidor de alto poder adquisitivo.

Un lugar para disfrutar de sus platillos tiene un precio de 2 mil 850 pesos, con maridaje incluido. Debido a la demanda necesariamente se debe reservar con anticipación.

Enrique Olvera, el chef mexicano más reconocido del país, también posee un local en San Miguel de Allende. Moxi -que en otomí significa antojo- está ubicado dentro del hotel Matilda. Los productos de la región son los reyes de su carta, en la que conviven hierbas, verduras y carnes.

El chef estadounidense Donnie Masterton estableció ahí The Restaurant en 2005. Su paso por las cocinas de Beverly Hills y Nueva York atrajo miradas. Hoy tiene tres propuestas más: Birdie´s Burgers, Taco Lab y El Vergel. De la cocina gourmet salta a la rápida, ya que con ello mantiene una evolución constante.

“Donnie y muchos argentinos e italianos contribuyeron a que San Miguel apareciera en el mapa culinario, pero son los chefs mexicanos sumados a las cocineras tradicionales quienes han mantenido el boom gastronómico en la región”, añade el chef Armando Prats, organizador desde hace tres años del San Miguel Food Festival.

Lo que se confirma con la apertura hace seis meses de Marsala, de Marcela Bolaño, quien después de cocinar en Grecia e Italia apuesta a sus raíces mexicanas con un lugar ecléctico en el que tiene cabida todo “tipo de cocina hecha con el corazón”, como ella lo define.

“No es cualquier ciudad tiene infinidad de propuestas de vegetales, planta y frutos. Es un placer establecerse en una ciudad que te conquista desde la primera vez”, asegura.

SITIO PRIVILEGIDO
Ubicado a 274 kilómetros de la Ciudad de México, San Miguel de Allende ha recibido en los últimos años a 14 mil extranjeros de 63 países, tanto para vivir como para vacacionar. También ha sido elegido entre los mejores sitios turísticos del mundo por medios como Condé Nast Traveler (2013), Food and Travel (2014) y Trip Advisor (2015). El año pasado se posicionó como la mejor ciudad turística de América Latina y la tercera en el mundo, de acuerdo al ranking de la revista Travel + Leisure.

EXCUSA PERFECTA
El San Miguel Food Festival se llevará a cabo del 30 de junio al 2 de julio en el Club Otomí de San Miguel de Allende, Guanajuato. Asisten el chef Carlos Gaytán, mexicano reconocido con estrella Michelin (2013), y el pastelero Duff Goldman, quienes se suman a los más de 50 cocineros invitados. Habrá shows culinarios, mesas del chef y propuestas vinícolas. Consulte precios y horarios en smafoodfestival.com.

¿DÓNDE COMER? Áperi, The Restaurant, Búi, Jacinto 1930, BaBite, Moxi, Marsal, Nómada.