AFTEROFFICE
deportes

Reavivan la tradición del ‘Thanksgiving Day’

Los Vaqueros de Dallas ponen en juego la mejor marca de la Conferencia Nacional ante Pieles Rojas de Washington en el clásico de la NFL, la cual se adaptó al Día de Acción de Gracias, una celebración que une al pueblo estadounidense.
Alain Arenas
23 noviembre 2016 22:16 Última actualización 24 noviembre 2016 5:0
El juego de Vaqueros contra Pieles Rojas destaca porque es un clásico en el Día de Acción de Gracias. (Óscar Castro)

El juego de Vaqueros contra Pieles Rojas destaca porque es un clásico en el Día de Acción de Gracias. (Óscar Castro)

Los Vaqueros (9-1) enfrentarán por sexta ocasión en la historia a los Pieles Rojas (6-3-1) en el Día de Acción de Gracias, hoy, con el ingrediente extra de que será la cuarta vez que ambos llegan con récord ganador (1974, 1978, 1996 y 2016).

Dallas contra Washington es un partido que en Día de Acción de Gracias es tradicional, porque es el clásico del futbol americano profesional. Muchas personas en Estados Unidos lo ven porque se juega en un horario estelar y en el que coincide que las empresas y escuelas paran sus actividades”, comparte Pablo Viruega, analista de futbol americano de la cadena ESPN.

El juego del año pasado, en el que Dallas enfrentó a Carolina, registró 30.4 millones de televidentes, de acuerdo con el portal Deadline. El sitio espera que haya números más altos de espectadores debido a que los texanos lideran no sólo la División Este, sino toda la Conferencia Nacional, y que su rival de la capital de Estados Unidos también sigue en la lucha por un boleto a playoffs.

“Los Pieles Rojas son un equipo del que no se habla, pero tiene una línea ofensiva sólida y en el corredor novato, Rob Kelly, un elemento eficiente que abre a las defensivas con su ataque terrestre. En ofensiva, el quarterback Kirk Cousins les inyectó confianza, además de que reafirmó el buen nivel que tuvo la campaña pasada. No sería extraño que Washington ganara porque es un equipo con un arsenal ofensivo con dos buenas alas cerradas en Jordan Reed y Vernon Davis y dos receptores seguros con DeSean Jackson y Pierre Garçon, incluso más versátil de lo que pueden ser los Vaqueros”, agrega Viruega.

Dallas acumula ocho victorias consecutivas, la mejor racha de su historia. Parte de su buen paso se debe al corredor novato Ezekiel Elliott, quien es el líder corredor de la liga con mil 102 yardas. Apenas el fin de semana pasado ante Baltimore –que contaba con la mejor defensiva terrestre de la NFL- fue contenido y no pudo superar las 100 yardas por tierra, como sí lo había hecho en cinco (de nueve) compromisos anteriores.

“Con Elliott dominado se pensó que Dallas sufriría, pero quien tomó la responsabilidad del equipo fue el quarterback Dak Prescott, quien completó el 75 por ciento de sus envíos y lanzó tres pases de anotación. Pensé que iba a tener más problemas, pero el novato controló bien el juego, pese a la presión que sufrió por parte de los linieros y linebackers de los Cuervos. Podría presentarse una situación similar contra Washington”, señala Raúl Allegre, ex pateador y actualmente comentarista de ESPN.

Allegre añade que la defensiva de Dallas no es de las mejores de la NFL, pero que soportó los momentos de presión que se le presentaron durante la campaña. “Se beneficia de la ofensiva, que consume mucho tiempo del reloj. Eso les permite que cuando ellos entren al emparillado estén descansados y que la ofensiva rival se encuentre ‘congelada’. Además, cuentan con la confianza de que si aceptan puntos, el ataque puede responder inmediatamente”, dice el campeón de los Super Bowl XXI y XXV con los Gigantes de Nueva York.

El analista agrega que pese a los inconvenientes que sufrió Dallas en el partido contra Baltimore y las cualidades del ataque de Washington, los Vaqueros son favoritos para llevarse la victoria. “Jugarán en casa y tanto Elliott como Prescott demostraron que pueden soportar la presión, pero será un duelo cerrado por ser rivales divisionales”, menciona.

RÉCORD NIVELADO
Desde que Jason Garrett tomó la posición de entrenador en jefe en 2010, Dallas tiene récord de tres victorias y tres derrotas en juegos de Día de Acción de Gracias. La victoria que consiguieron los Vaqueros en 2012 ante los Pieles Rojas destaca porque es la única en la historia que consiguieron en esta fecha.