AFTEROFFICE
DEPORTES

Reales y Orioles evocarán a la historia para ganar

¿A quién le vas? Este sábado se enfrentarán Reales de Kansas City y Orioles de Baltimore en los 'playoffs' de las Grandes Ligas. Ambos equipos tienen personajes históricos, que sin duda evocarán para ser los vencedores. 
María del Refugio Melchor
10 octubre 2014 18:36 Última actualización 11 octubre 2014 5:0
Etiquetas
Reales de Kansas City tienen una gran posibilidad de avanzar. (Reuters)

Reales de Kansas City tienen una gran posibilidad de avanzar. (Reuters)

Cuando el deseo por ganar se combina con el hambre de triunfo no hay rival que pueda resistir. Reales de Kansas City y Orioles de Baltimore dejaron constancia al arrasar en tres juegos a sus cotizados rivales Angelinos de Anaheim y Tigres de Detroit.

Ahora disputarán la Serie de Campeonato de la Liga Americana que promete ser espectacular y prolongada, simplemente porque estas novenas tienen sed de triunfo. Reales no festeja un título de Serie Mundial desde 1984 y Orioles ganó su última corona en 1983.

Ambos equipos suman 60 años sin ser campeones, pero sólo uno de ellos tendrá la oportunidad de disputar el Clásico de Octubre frente al ganador de la Liga Nacional, honor que disputan Cardenales de San Luis y Gigantes de San Francisco.

Aunque la serie por el banderín de la Americana luce muy pareja, Kansas City llega muy motivado después de convertirse en el primer equipo de la historia en ganar tres partidos consecutivos de postemporada en extrainnings: el duelo de comodines a Oakland (9-8 en 12 entradas) y los dos primeros de la serie contra Anaheim (3-2 y 4-1), ambos en 11 entradas.

Baltimore
no tuvo piedad y barrió a Detroit con pizarras de 12-3, 7-6 y 2-1. La gran diferencia es que Reales arrasó con el equipo que tuvo el mejor récord de las Mayores, Angelinos (98 ganados y 64 perdidos).

Reales
y Orioles están muy cerca de romper su sequía de títulos, para lograr su meta deberán apoyarse en el recuerdo de las figuras que fueron clave en la obtención de sus últimos trofeos.

El bat de George Brett y el brazo de Bret Saberhagen fueron fundamentales para que Kansas City ganara la Serie Mundial de 1984 en siete vibrantes encuentros a los Cardenales de San Luis. El mexicano Jorge Orta fue parte de ese equipo campeón.

El rubio Brett enamoraba a la tribuna y devastaba al rival con sus sólidos batazos, tuvo una fantástica postemporada al batear un promedio de .370, anotó cinco carreras y conectó 10 imparables.

El lanzador derecho Bret Saberhagen fue designado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1984. Ganó dos juegos y su porcentaje de carreras limpias resultó increíble (0.50). Era un pitcher muy alto, desgarbado, que siempre encontraba la manera de sacar los outs.
Igual de memorables fueron las actuaciones de dos grandes peloteros de Orioles de Baltimore: Rick Dempsey y Jim Palmer porque el histórico parador en corto Carl Ripken Jr. era apenas un jovencito.

Dempsey es uno de los contados catchers de la historia que logró la distinción de ser designado el Más Valioso del Clásico de Otoño. En 1983 tuvo una destacada actuación al promediar .385 con un cuadrangular y dos carreras empujadas.

Baltimore ganó en cinco juegos la Serie Mundial a los Filis de Filadelfia. El derecho Jim Palmer, miembro del Salón de la Fama, ganó un juego de la corta serie.

Ya sea Kansas City o Baltimore, el que resulte campeón de la Liga Americana llegará muy motivado al Clásico de Otoño.
Tanta espera para festejar un campeonato también tendrá a sus respectivas ciudades tan ocupadas que tal vez vuelva a repetirse la queja de la policía de Kansas quejándose en Twitter por la bajísima cantidad de delitos.