AFTEROFFICE
deportes

Reales de Kansas City, campeón sin pegada

A pesar de ligar tres victorias, los problemas para anotar tienen a los Reales de Kansas City a cuatro juegos y medio del último boleto a playoffs y de la posibilidad de defender el título.
Alain Arenas
19 septiembre 2016 21:58 Última actualización 20 septiembre 2016 5:0
Los problemas en la ofensiva no se presentaron el año pasado, cuando se coronaron campeones de la Serie Mundial. (Especial)

Los problemas en la ofensiva de los Reales no se presentaron el año pasado, cuando se coronaron campeones de la Serie Mundial. (Especial)

Las 585 carreras impulsadas por los Reales de Kansas City (77-73) colocan a la franquicia como la quinta peor de las Grandes Ligas en ese departamento y es uno de los motivos por el que ha visto reducidas sus opciones de calificar a la postemporada, al ubicarse a cuatro juegos y medio de los Azulejos de Toronto, que poseen el último boleto de comodín, a falta de 12 partidos para que concluya la temporada regular.

La cifra anterior es aun más alarmante si se considera que han conectado mil 145 hits, los cuales ubican a la escuadra como la novena mejor en este rubro. Es decir, el equipo impulsa a sus bateadores a las bases, pero ha tenido problemas para que lleguen a home.

“Todo el mundo se siente frustrado aquí porque no han podido batear como lo hemos hecho antes. No esperábamos tener malas rachas en casa como las tuvimos la semana pasada (perdieron cuatro juegos consecutivos contra Medias Blancas y uno contra Atléticos); sin embargo, las hemos tenido y eso ha hecho que nuestro margen de error se reduzca para entrar a la postemporada”, explicó el mánager Ned Yost.

Pero sus problemas en la ofensiva no se presentaron el año pasado, cuando se coronaron campeones de la Serie Mundial. En temporada regular fueron la séptima mejor novena en carreras impulsadas (689) y la segunda mejor en cuanto a hits conectados (mil 497). En la postemporada mantuvieron el ritmo y fueron el mejor conjunto en ambos departamentos (146 hits y 83 carreras impulsadas).

“Lo que necesitamos es estar un poco más concentrados cuando estemos en el plato, no dejar que el nerviosismo nos desborde. Lo peor que podemos hacer es señalarnos con el dedo los unos a los otros. Todo el mundo trata de hacer su trabajo, pero el cierre de temporada está siendo realmente duro para nosotros. Las exigencias han crecido desde que llegamos dos veces a la Serie Mundial y debemos responder a ellas”, mencionó el primera base, Eric Hosmer.

Pero el desempeño de algunos de los jugadores ha caído en comparación al del año pasado. Un ejemplo de ello es el catcher Salvador Pérez, quien fue el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial ganada. En 2015 impulsó 70 carreras, conectó 138 hits y fue ponchado en 82 ocasiones, pero para la vigente campaña el venezolano lleva 59 carreras impulsadas, 119 hits y acumula 111 ponches.

En lo que resta del calendario tendrán que enfrentar a Cleveland (86-63), Detroit (79-70) y Minnesota (55-95), todos rivales de su división. Contra Tigres y Mellizos tienen récord positivo, al derrotarlos en ocho de 10 y en 13 de 16 partidos, respectivamente. Pero contra los Indios la historia es diferente, ya que han caído en ocho de 13 cotejos. Además, la novena de Ohio posee la cuarta mejor rotación de pitcheo de las Grandes Ligas al permitir mil 138 imparables, y marcha como líder de la división Central de la Liga Americana.

SORIA NO HA SIDO SOLUCIÓN
Cuando el mexicano Joakim Soria regresó en el presente año a Kansas City, el plan de la organización era que el pitcher se convirtiera en un cerrador estable en su rotación. Pero eso ha quedado lejos de la realidad, debido a que el exjugador de los Diablos Rojos del México acumula un salvamento en 17 juegos de los que ha cerrado. Además, como abridor tiene récord de cuatro victorias y ocho derrotas.

“Los aficionados han comenzado a orientar la frustración de las derrotas en abuchear a Soria. Lo culpan de varios descalabros en los que en la última o penúltima entrada le han conectado dobletes o incluso cuadrangulares. En general, ha sido una temporada extraña para todo el equipo, pero el mexicano tampoco ha estado al nivel que estuvo en su primera etapa con la franquicia, en la que incluso en la campaña de 2013 logró 43 salvamentos”, mencionó Pete Grathoff, periodista del Kansas City Star, en su columna del pasado 14 de septiembre.