AFTEROFFICE
deportes

Real Madrid termina con racha de 22 victorias consecutivas

El equipo merengue puso fin este domingo a una racha de 22 victorias consecutivas. Perdió 2-1 contra el Valencia, en la reanudación de la Liga de España tras el parón por las fiestas decembrinas. El defensa argentino Nicolás Otamendi anotó el gol del triunfo.
Agencias
04 enero 2015 15:40 Última actualización 04 enero 2015 15:43
Con certero cabezazo del defensa argentino Nicolás Otamendi, quien ganó en la marca a Sergio Ramos para vencer a Casillas y poner el 2-1 definitivo. (Reuters)

Con certero cabezazo del defensa argentino Nicolás Otamendi, quien ganó en la marca a Sergio Ramos para vencer a Casillas y poner el 2-1 definitivo. (Reuters)

VALENCIA, España.- El defensa argentino del Valencia Nicolás Otamendi puso fin este domingo a la racha de 22 victorias consecutivas del Real Madrid, al anotar con un cabezazo el 2-1 para su equipo en el segundo tiempo del partido disputado por la liga española.

En actividad de la jornada 17 el equipo Naranjero fue mejor durante grandes lapsos del cotejo y al final lo pudo reflejar contra los Merengues, que generaron muy poco al ataque, en lo que pareció una secuela del descalabro amistoso en Dubai contra AC Milán.

El cuadro del portugués Nuno Espírito paró en seco la racha de 22 victorias consecutivas de forma oficial para el Madrid, que se adelantó en el marcador 1-0 a los 14 minutos por conducto de Cristiano Ronaldo, quien después desapareció.

El descansó concluyó con la ligera ventaja madridista, pero la historia cambió pues el físico del Valencia se impuso y logró empatar el choque 1-1, al 52, cuando Antonio Barragán disparó raso y el balón fue desviado por el portugués Pepe, para dejar sin opciones al portero Iker Casillas.

A los 65 minutos de juego el Valencia encontró el premio, con un tiro de esquina dio la vuelta al marcador 2-1 con certero cabezazo del defensa argentino Nicolás Otamendi, quien ganó en la marca a Sergio Ramos para vencer a Casillas.

El técnico italiano Carlo Ancelotti modificó a su equipo en busca de la igualada, pero ya no hubo inconvenientes para el portero brasileño Diego Alves. De poco sirvió el ingresó del alemán Sami Khedira, Jesé Rodríguez y el mexicano Javier Chicharito Hernández.

Ahora, los blancos, que este domingo jugaron de negro, deberán cambiar el chip y pensar en la "ida" de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid, partido que se jugará el miércoles en el Vicente Calderón.