AFTEROFFICE
deportes

Real Madrid, ¿el nuevo equipo galáctico?

Las llegadas de Toni Kroos, James Rodríguez y el arquero tico Keylor Navas presagian la obtención de títulos. El trío formado por Cristiano Ronaldo, James y Kroos recuerda al de Zidane, Beckham y Ronaldo, cuando eran llamados los "Galácticos".
Domingo Aguilar Mendiola
18 agosto 2014 23:21 Última actualización 19 agosto 2014 5:0
El Real Madrid invierte mucho pues su marca tiene un alcance internacional. Al final de la temporada 2012-2013 facturó 694.7 mdd. (Reuters)

El Real Madrid invierte mucho pues su marca tiene un alcance internacional. Al final de la temporada 2012-2013 facturó 694.7 mdd. (Reuters)

Las estrellas no han dejado de alinearse en el planteamiento táctico del Real Madrid, que hoy se enfrenta al Atlético en el primer partido por la Supercopa de España. Los astros que brillan con la vestimenta blanca, abandonan las constelaciones de otras ligas, atraídos por las sumas de dinero ofrecidas por Florentino Pérez, quien ha invertido 956 millones de dólares en los últimos cinco años y ha convertido a los Galácticos en el recurso renovable que respalda el valor monetario de 3 mil 440 mdd de la institución.

El conjunto blanco tuvo un déficit de 90 millones de euros (120. 5 millones de dólares) en la compra-venta de jugadores para el arranque de esta temporada.

Las llegadas del campeón del mundo Toni Kroos (40 mdd), el Botín de Oro James Rodríguez (106.8 mdd) y el arquero tico Keylor Navas (13.4 mdd) presagian la obtención de títulos. El trío formado por Cristiano Ronaldo, James y Kroos recuerda al de Zidane, Beckham y Ronaldo; par de europeos y latinoamericano que fueron factor para el inicio de la supremacía económica del club.

El Real Madrid invierte semejantes cantidades pues su marca tiene un alcance internacional. Al final de la temporada 2012-2013 facturó 694.7 mdd, casi 50 mdd más que su seguidor Barcelona. Los merengues recaudaron, en millones de dólares, 159.3 por entradas, 252.1 por derechos de transmisión y 283.3 por acuerdos publicitarios.

El ingeniero Pérez asumió la presidencia del conjunto madrileño en el 2000 y comenzó la época de fichajes caros en grandes cantidades. Con 267 mdd, el equipo de la capital española se hizo de los servicios de Luis Figo, Zinedine Zidane, Ronaldo y David Beckham. Los primeros dos contribuyeron a la obtención de una Champions, mientras el último par colaboró con una Liga y venta de playeras.

El brasileño vendió 2 mil camisetas con su nombre el día de su presentación y el inglés 8 mil. Se conjugaron resultados mercadológicos y deportivos al grado de convertirse en el club con mayores ingresos desde el torneo 2004-2005 hasta hoy.

Con Florentino el dinero aumentaba, pero la décima Orejona seguía ausente. Renunció en 2006 a la dirigencia, pero regresó en 2009, año en que el Barcelona se consagraba como el primer equipo español en conseguir el triplete (Liga, Copa y Champions).

La segunda etapa Galáctica dio inicio con Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema y Alonso. No consiguieron nada, y en 2010 llegaron Di María, Khedira, Özil y Mourinho, elementos con los que se alcanzó una Copa del Rey. Sahin, Varane, Coentrao, Modric, Illarramendi, Isco y Gareth Bale completaron una plantilla en la que se habían invertido 800 mdd, los cuales se vieron reflejados en la obtención de la ansiada décima Orejona.

Comprar para ganar parece ser la motivación madridista. Los jugadores, aparte de integrar la élite del balompié internacional, también son imanes de inversionistas debido a su popularidad y la oportunidad de negocio que significan.

Los merengues venden aproximadamente 1.4 millones de playeras al año. La de Cristiano Ronaldo representa poco más del 70 por ciento de estas ventas (genera alrededor de 100 millones de dólares anuales).
Según la consultora Deloitte, la expansión del estadio y los contratos publicitarios hicieron que las expectativas de ganancias del equipo madrileño lo mantengan como el de ingresos más altos.