AFTEROFFICE
deportes

Real Madrid apelará a su zaga para mantenerse por el título

El Barcelona recibirá a los 'Merengues' este domingo en el Camp Nou. Entre catalanes y madrileños sólo hay un punto de diferencia y ambas escuadras han festejado más de 70 goles en el torneo; sin embargo, la zaga blanca ha sido vencida en más ocasiones. La parte baja de la cancha será factor en la definición del título. 
Domingo Aguilar Mendiola
19 marzo 2015 20:56 Última actualización 20 marzo 2015 5:0
Sergio Ramos se recuperó en un momento clave de la competencia. (Reuters)

Sergio Ramos se recuperó en un momento clave de la competencia. La zona defensiva del Real Madrid recobró a su líder (Reuters)

La defensa del Real Madrid será la clave para que no se le escape la Liga cuando visite al Barcelona el domingo. Entre catalanes y madrileños sólo hay un punto de diferencia y ambas escuadras han festejado más de 70 goles en el torneo; sin embargo, la zaga blanca ha sido vencida en más ocasiones. La parte baja de la cancha será factor en la definición del título.

Sergio Ramos se recuperó en un momento clave de la competencia. El andaluz regresó en la jornada pasada ante el Levante después de cinco juegos de ausencia; la zona defensiva recobró a su líder, hombre que posee el récord de expulsiones en la historia de este enfrentamiento junto con Fernando Hierro (tres cada uno) y el que ha cometido más faltas en el Real Madrid este torneo (31). Se espera que el balance positivo entre goles hechos y recibidos aumente.

El orden en el fondo del campo de los capitalinos sufrió un desbalance cuando el número cuatro tuvo que ausentarse por una rotura en los músculos isquiotibiales de la pierna izquierda. Los merengues perdieron tres partidos (dos de Liga, uno de Champions) y empataron uno (1-1 contra el Villarreal).

James Rodríguez es el único elemento descartado por Carlo Ancelotti para enfrentar al Barsa, y es que el colombiano todavía no se recupera de una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho. Las lesiones fueron un factor en contra del Real Madrid, que hace una semana apenas recuperó también al croata Luka Modric.

La segunda mitad de temporada expone una disminución en la calidad productiva del conjunto blanco. En las primeras ocho fechas del torneo consiguió 18 puntos, con 30 goles a favor y nueve en contra; mientras en el mismo número de partidos de la segunda vuelta, la producción de unidades se quedó en 15, la celebración de tantos se redujo a menos de la mitad (13) y mantuvo la norma de ver caer su arco nueve veces.

Para el duelo del domingo, el Barcelona presume una mayor consistencia defensiva. Esta cualidad la ostenta desde que jugó tres veces en un año contra su archirrival (2009-2010) y los madrileños fueron incapaces de superar al portero. Además, el dominio del balón sigue siendo marca registrada de los jugadores de la ciudad condal, pues son la escuadra que más pases ha completado en la competencia liguera actual: 16 mil 932 conexiones contra 13 mil 544 de los de Madrid.

El juego del fin de semana será la edición número 230 del clásico español y el saldo a favor es de color blanco: 92 victorias de los merengues contra 89 de los azulgrana (48 empates). La historia le importa poco a las casas de apuesta, las cuales tienen como favoritos a los pupilos de Luis Enrique, no sólo porque el juego es en el Camp Nou, sino por su reciente desempeño. Se espera que más de 800 millones de personas sintonicen el juego.

Después del partido en Cataluña, le quedarán 10 jornadas a la competencia ibérica. Si el Barcelona gana, tendrá un colchón de cuatro puntos; no obstante, en el camino rumbo al título quedan los otros tres equipos que integran los primeros cinco lugares de la tabla general: Valencia, Atlético de Madrid y Sevilla que pelean un lugar para la Champions League.

El partido será este domingo 22 de marzo en el Camp Nou, en donde el Barcelona recibirá al Real Madrid, en punto de las 14:00 horas (tiempo de México)