AFTEROFFICE
DEPORTES

RB Leipzig, el club que 'rompió el muro'

El RB Leipzig ostenta la segunda posición de la Bundesliga y de mantenerse así para el final de la temporada, sería el primer equipo del Este de Alemania en jugar la Champions desde 1991.
Alain Arenas
22 enero 2017 22:18 Última actualización 23 enero 2017 4:55
(Reuters)

RB Leipzig es el actual segundo lugar de la Bundesliga. (Reuters)

La época más brillante de la DDR Oberliga -Primera división de la República Democrática Alemana (RDA)- se dio en la Recopa de Europa entre principios de los años 60 y mediados de los 80.

En 1974, el Magdeburg ganó el certamen continental en el que venció al Milán. Seis años más tarde, el Carl Zeiss Jena fue segundo al perder con el Dinamo Tbilisi soviético. El último hito del futbol de la RDA fue del Lokomotive Leipzig, que terminó subcampeón, al caer con el Ajax.

Tras el descalabro, el Lokomotive nunca volvió a ser protagonista. Tampoco el balompié del Este de Alemania, que fue apagándose al igual que el comunismo en la región, especialmente por los detractores que tenía en ciudades como Leipzig y Dresden.

“Iglesias como la de San Nicolás, en Leipzig, servían como punto de reunión a los feligreses, que en su mayoría eran cristianos protestantes. Entraban a la misa y después se unían a las manifestaciones contra el gobierno de la RDA”, explica Ricardo Gamboa, profesor de Historia y Filosofía y Letras de la UNAM.

El 9 de octubre de 1989 se realizó la protesta más grande. Asistieron 70 mil ciudadanos en el país, 8 mil se reunieron previamente en la Iglesia de San Nicolás. Un mes después, el muro fue derrumbado y un año más tarde se reunificó la nación.

La DDR Oberliga fue marginada. Se convirtió en la segunda división del futbol alemán y sólo dos de sus equipos se mantuvieron en la Bundesliga, que desde entonces se convirtió en la máxima categoría.

Entre las temporadas 1991-92 y 2004-05 se mantuvieron entre uno y dos equipos de los que participaron en la antigua RDA. Las siguientes dos campañas no contó con conjuntos de esa región y en la 2007-08 y 2008-09 hubo sólo una escuadra en cada temporada. Las siguientes cuatro ediciones no hubo equipos de lo que fue la RDA en la división de honor del balompié alemán.

“La compañía Red Bull trató de comprar al Lokomotive, que jugaba en la cuarta división. Los dueños son conservadores y no quisieron vender al equipo. La negativa orilló a que la empresa comprara en 2009 el SSV Markranstädt, franquicia de la quinta división, a la que renombró Red Bull Leipzig”, cuenta Humberto Morales Münstermann, director de la Academia del Borussia Dortmund en México.

El equipo ascendió en campañas consecutivas a la cuarta y tercera división. Dos años después consiguió su boleto a segunda. La Federación alemana le pidió que cambiaran su nombre, porque los estatutos del futbol de ese país impiden que tengan el nombre de una empresa. Lo renombraron RasenBallsport Leipzig, que se traduce como “juego de pelota a ras de césped”.

El club se puso la abreviatura RB para referirse a RasenBallsport, pero también para evocar a Red Bull. A partir de esta temporada forman parte de la Bundesliga. El sábado pasado derrotaron 3-0 al Eintracht Frankfurt, llegaron a 39 puntos y reafirmaron su segundo lugar en la tabla general, en la que están tres unidades por debajo del Bayern Múnich.

El buen momento del equipo coincide con el repunte de la ciudad, gracias a las inversiones de las automotrices BMW y Porsche. “La primera abrió una planta a mediados de 2005; la segunda lo hizo a partir de 2014. Ahí se producen los modelos Panamera y Macan, dos de los más importantes de la firma”, agrega Gamboa.

Pero el club no es bien visto por aficionados. En agosto de 2015, fanáticos del Unión Berlín dejaron de apoyar durante 15 minutos y mostraron una pancarta que decía: “En Leipzig, la cultura del futbol está muriendo”. Un año después, simpatizantes radicales del Dinamo Dresden arrojaron a la cancha la cabeza decapitada de un toro.

Las protestas se deben a la forma de fichar del RB Leipzig, en la que son señalados de contratar a jugadores por debajo de los 18 años, comportamiento que viola el artículo 18.2 del reglamento sobre la transferencia de jugadores de la FIFA.

“Los menores no firman un contrato como tal, hay un acuerdo verbal para que ellos jueguen con el equipo. Cuando cumplen los 18 años entonces sí lo hacen”, agrega Morales Münstermann. “Red Bull tiene una serie de escuelas en África, en las que beca a jóvenes promesas. A los mejores los premia con viajes para que se integren en las diferentes divisiones inferiores de sus equipos, como es Salzburgo, Nueva York o Leipzig”.

De mantenerse en el segundo puesto de la Bundesliga, el RB Leipzig se convertiría en el primer equipo del Este de Alemania que participa en una Champions League, desde el Dinamo Dresden en la campaña 1990-91.

alemania_500px.jpg