AFTEROFFICE
reflector

¿Quieres recordar a Prince? No busques en Spotify

Luchó contra su compañía discográfica por el control de su obra. Esa pugna lo llevó una vez a escribir en su rostro la palabra "esclavo" para protestar por no ser propietario de su trabajo. Controvertido como fue, en 2015 tomó la decisión de retirar toda su discografía de los servicios de streaming.
Redacción
21 abril 2016 20:23 Última actualización 21 abril 2016 20:41
Su controvertida relación con la industria musical también lo llevó a eliminar sus videos oficiales en YouTube. (Reuters)

Su controvertida relación con la industria musical también lo llevó a eliminar sus videos oficiales en YouTube. (Reuters)

Icono de la cultura pop, Prince fue sin duda uno de los máximos exponentes musicales de su generación. Era tan ecléctico, que navegó por diversos géneros como el soul, rhythm and blues, rock pop, jazz o new wave. Ahora que se supo de su muerte, miles de fans se volcaron a los servicios de streaming para rendirle tributo, pero se encontraron con una sorpresa: su prolífica producción musical prácticamente brilla por su ausencia.

Controvertido como fue, luchó contra su compañía discográfica por el control de su obra e incluso su nombre, por un tiempo insistió en que lo llamaran "TAFKAP", las iniciales de The Artist Formerly Known as Prince o El artista antes conocido como Prince, también quería ser identificado con un símbolo similar a una llave. Una vez se escribió la palabra "esclavo" en el rostro para protestar por no ser propietario de su trabajo. Esa pugna lo orilló a abandonar su sello en Warner Bros. en 1996, aunque años después decidió volver con ellos.

En 2015 se supo también que el talentoso cantante retiró toda su discografía de Spotify y Apple Music, decisión que conmocionó a la industria de la música y en particular a sus miles de fanáticos. “El publicista de Prince ha pedido que se retiren todos los servicios de streaming de su catálogo. Hemos cooperado con la solicitud, y esperamos traer de nuevo su música lo antes posible”, informó en un comunicado el servicio Spotify.

Igual caso sucedió con Apple Music, donde una página en blanco presentaba la negativa por compartir su música en este servicio. Éxitos como When doves cry y Let’s go crazy, Purple Rain, Kiss y 1999, que lo elevaron al nivel de superestrella, son casi imposibles de escuchar en estos servicios. Su decisión de retirar su discografía fue como reclamo a las políticas de pago que mantenían estas empresas con los artistas. Aunque finales de julio presentó su reciente sencillo Stare a través de Spotify, no volvió a ello.

Pero eso no es todo, en noviembre 2014, la estrella de la música pop, que ha vendido más de 100 millones de discos durante su carrera, decidió desaparecer de internet al cerrar sus cuentas oficiales en Twitter y Facebook. Su controvertida relación con la industria musical también lo llevó a eliminar sus videos oficiales en YouTube.

Por esa razón que a la fecha es muy difícil encontrar su música en YouTube y los que existen son en su mayoría los que han sido subidos y modificados por miles sus fans. "Dime un músico que se haya echo rico con las ventas digitales. Apple lo está haciendo bastante bien, ¿verdad?", dijo Prince The Guardian hace dos años.